Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Argentina

Talampaya e Ishigualasto, a la entrada de La Rioja

Si quieres salir de los circuitos convencionales en tu viaje por Argentina, y ver lugares extraordinarios alejados del turismo de masas, no encontrarás una elección mejor que ir a La Rioja y entrar en los parques de Talampaya y de Ischigualasto.

Organizarse desde La Rioja

A menos que vayas en coche en tu viaje por Argentina, te darás cuenta de que hace falta arrojo y mucho tiempo para llegar a La Rioja, y aún más para conocer los parques de Talampaya y de Ischigualasto. En La Rioja te encontrarás algunas agencias que te llevan al lugar. Pero ten cuidado, es mejor ponerse en contacto con antelación. En el sitio los horarios de apertura son inciertos, y es difícil encontrar otros turistas para hacer un grupo y aprovechar las tarifas más baratas. Talampaya e Ischigualasto valen la pena el esfuerzo, pero verás que es más complicado organizar la visita desde Villa Unión. No te desanimes, los dos lugares son fantásticos, y en cualquier caso opta por La Rioja.

Talampaya

El Parque Nacional de Talampaya es una maravilla de la naturaleza. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tendrás que estar acompañado obligatoriamente por un guía durante la visita. Muy adentro de este impresionante cañón te irás encontrando con un entorno precioso, como nunca lo habrás visto. También conocerás hermosos petroglifos y sorprendentes formaciones rocosas. Desde el fondo, y con los pies en esta carretera de arena, girarás tu cabeza hacia lo alto para ver la cima de las gigantescas paredes rojas. Mientras caminas quizás tengas la fortuna de cruzarte con zorros, ñandúes, maras, guanacos y hasta ver el impresionante vuelo del cóndor. Los paisajes son asombrosos, y en esos momentos no te lamentarás haber realizado tanto esfuerzo por llegar hasta allí.

Paisaje de Talampaya

Ischigualasto

El Parque Nacional Ischigualasto también está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al venir al Valle de la Luna habrás dado un salto al pasado de 250 millones de años. Si el parque fascina tanto a los paleontólogos es porque en aquel tiempo, Ischigualasto era el patio de juegos de los dinosaurios. Tardarás unas 3 horas para hacer toda la visita y conocer en medio de un paisaje lunar, la Barranca Colorada, el "terreno de petanca" y sobre todo, el mayor espectáculo de esqueletos fosilizados de dinosaurios. El lugar es único en el mundo.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 28 septiembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje