Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Consejos para ir al encuentro de los hakkas en los tulous

Visitar a los hakkas en el sur de China es contribuir un poquito a la conservación de los rasgos culturales de un pueblo. Eso sí: a condición de que se respete su modo de vida. El turismo les aporta unos fondos adicionales para pagar las labores de mantenimiento de las aldeas. Y, sobre todo, permite salvaguardar las viviendas tradicionales llamadas tulous, unos edificios enormes de arcilla circulares y muy originales, cuya arquitectura sorprende con sus curvas inusuales.

Si pasas por Hong Kong, plantéate hacer una escapada de unos días para visitar su entorno misterioso y acogedor. ¡Te sorprenderás! 

Un día en el tulou de Tianluokeng

Quería conocer los tulous y empecé cerca de la ciudad de Zhangzhou, en uno de los lugares más bonitos, llamado Tianluokeng. El tulou se construyó en 1662 y está clasificado como patrimonio de la humanidad por la Unesco. Puede acoger hasta seiscientas personas. Desde luego, es una obra arquitectónica excepcional.

El mejor sitio para ver los tejados redondos de estas construcciones y visualizar sus estructuras circulares es desde lo alto de las colinas del parque. De la misma forma que una colmena, cada tulou encierra un pueblo en su interior.

Bajé de la colina atravesando la vegetación. Cuando llegué abajo loshakkas me dieron una cálida bienvenida. En seguida notarás su gran generosidad y su buena disposición a mostrarte su modo de vida. ¡Hasta me invitaron a almorzar! Si se te presenta la oportunidad, ¡aprovéchala!

Tienen cocinas a cielo abierto. Están en el centro del tulou, lo cual es muy característico. Las mujeres mostraban una amplia sonrisa. Era un encuentro bastante chocante entre personas con costumbres muy diferentes. Pero esa es la realidad. Mis anfitriones fueron especialmente amables. No parecía agobiarles la gran afluencia de visitantes. Tampoco parecían molestarles los chinos, que no paraban de acribillar el lugar con fotos.

Tulous, construcciones impresionantes en el sur de China @flickr cc kudumomo

Dormir en el pueblo de Taxia

Después de pasar allí el día, me desplacé al pueblo cercano de Taxia. Me quedé allí una noche para vivir una experiencia nueva. Había un templo ancestral precioso, rodeado de un paisaje verde y frondoso. En sus alrededores se han filmado muchas películas chinas.

La vida de los campesinos, como la vida en comunidad, sigue su curso a pesar de los turistas. Al caer la tarde empezaron a brillar las luces nocturnas. Le daban a aquel tulou una atmósfera familiar e intemporal. Allí se prepara la comida charlando con los vecinos. Se oye la tele y el barullo de las viviendas contiguas. Se descansa en un cubil, casi entero de madera. No hay que temerle al hacinamiento ni al ruido. En cualquier caso, es un ambiente en el que uno en seguida se siente a gusto.

Emilie Joulia
24 contribuciones
Actualizado el 11 agosto 2015