Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

¿Qué precios esperar durante un viaje por China?

En China al viajero le puede pillar por sorpresa la gran disparidad de precios. En las zonas rurales el nivel de vida es mucho más bajo y te las puedes apañar con casi nada. Pasar la noche en casa de alguien de allí o en un hotelito te puede costar un par de eurillos. Un viaje en autobús serán solo unos pocos céntimos.

Por otro lado, las ciudades cada vez son más caras. La economía está en auge y la especulación, a la orden del día. Los precios pueden ser como en España y, a veces, mucho más altos. Quítate ya de la cabeza la idea de dormir en un buen hotel en Shanghái por menos de cien euros por noche. Y en Hong Kong es todavía peor; allí el precio por metro cuadrado es uno de los más altos del mundo.

Prepararse bien para tener claro el panorama

Hace solo diez años, toda China era barata. Pero con todo el dolor de mi corazón tengo que avisarte de que ya no es así. Prefiero avisarte antes de que empieces el viaje. Si buscas algo «que no sea caro», será mejor que vayas al sureste asiático.

Los chinos tienen una capacidad extraordinaria para apañárselas con lo que tienen. Por ejemplo, cuando se trata de ir al cine, se lo piensan dos veces. La entrada cuesta veinticinco euros y, claro, no van casi nunca. ¡Menos mal que la entrada a los museos no es tan desorbitada! Para que te hagas una idea: la entrada a la Ciudad Prohibida cuesta 60 RMB (unos ocho euros). Las actividades culturales no serán tu mayor desembolso durante el viaje. Otro ejemplo: una excursión en autocar de día completo a la Gran Muralla, con comida y visita a las tumbas de los ming, cuesta en total 300 RMB por persona (unos cuarenta euros).

Tabla de precios @flickr cc timquijano

¡Hay para todos los bolsillos!

Para comer, los precios no podrían ser más dispares. En realidad dependen de lo que quieras tomar. Si tienes un presupuesto muy justito y quieres meterte de lleno en la vida local, no hay nada mejor que comer en los puestos callejeros. Por muy pocos euros podrás tomarte unos pinchos de carne o algún guiso a pie de calle.

Si tienes un presupuesto más amplio y te apetece ir a un restaurante elegante, prepárate, porque los precios no tienen límite... Para que la cuenta sea una cosa razonable, te aconsejo los restaurantes que hay cerca de los mercados de barrio.

En general, te daría esta regla de oro: pregunta siempre el precio antes de comprar nada. Si no, te puedes llevar un buen susto. ¡En China nunca sabes dónde te estás metiendo!

Para hacerte una idea de los precios

Para alojarte, puedes dormir en un albergue con más gente por cinco o diez euros. Una habitación doble en un hotel agradable te puede salir por unos treinta euros.

Para comer por menos de cinco euros, puedes ir a un restaurante sencillito o tomar comida rápida en la calle. Por diez euros comerás más que bien. Luego ya, para una experiencia gastronómica completa, cuenta de treinta euros para arriba. Una cerveza o un café te saldrán por un euro, más o menos. ¡Cuidadín con las cadenas multinacionales como Starbucks o McDonald's! Allí son muy caras si las comparas con la comida local.

En cambio, en las ciudades, el transporte público es muy barato: un billete de autobús vale unos centimillos y un trayecto en taxi, un par de euros. Si quieres tener un taxi para ti el día entero, el precio dependerá de la distancia que recorras. Podrás reservar uno a partir de cincuenta euros.

Para los desplazamientos largos, el precio del tren depende de la comodidad que elijas. Para un trayecto nocturno que sea cómodo, atente a pagar precios europeos (100 €/pers.) pero te puedes ahorrar mucho dinero si vas en un asiento duro (aviso: será una noche larga).

Emilie Joulia
24 contribuciones
Actualizado el 3 agosto 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje