Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Croacia

Vukovar, historia y memoria

La ciudad de Vulkovar ha sido, como el resto de Eslovonia oriental, restituida a Croacia en 1998. Desde esa fecha, recupera lentamente su población y su rostro pasado, conservando no obstante los estigmas de los conflictos.

Lugar de historia, lugar de memoria croata

Desde 1998, los años han pasado, consagrados a la reconstrucción. Es por eso que al llegar a Vukovar se pueden ver numerosos edificios modernos, que miran directamente al futuro. Sobre todo las calles del centro, franqueadas por bellas casas con arcos, representan la ocasión ideal para un agradable paseo. Pero todavía se ve aquí y allí el rastro del conflicto; aunque la mayoría de los edificios en ruinas han sido limpiados, algunas fachadas todavía están acribilladas por las balas.

Detalle de una fachada barroca dañada, Vukovar

Afortunadamente, la renovación avanza a pasos agigantados, mientras que diferentes edificios y exposiciones se encargan de conservar la memoria del conflicto: así, el bello museo nacional, instalado en el Castillo de Eltz del siglo XVIII, de estilo barroco, ha sido reabierto al público y presenta exposiciones temporales; y el hospital de Vukovar ha sido reconvertido en museo multimedia, que reconstruye mediante videos, entrevistas sonoras y otros archivos el asedio de la ciudad.

Una región marcada por los conflictos.

Si llegas a Vukovar por la carretera de Ilok, podrás ver la torre de agua que es testigo de la resistencia de los habitantes frente a los asediadores, ha sido conservado tal cual y no debería ser restaurado. De la misma manera, es posible descubrir alrededor de la ciudad las cicatrices causadas por los enfrentamientos, que provocaron cerca de 2.000 víctimas y provocaron el exilio de más de 20.000 personas: a 3 kilómetros de Vukovar en la carretera de Ilok, el cementerio es un impresionante memorial de guerra, donde se han colocado 1.000 cruces blancas; un poco más lejos, el memorial de Ovcara rinde homenaje a las víctimas del hospital de Vukovar, ejecutadas después de haber sido torturadas.

Afortunadamente, aunque las cicatrices todavía son visibles, la ciudad retoma poco a poco el gusto por la vida. El puerto fluvial, en el Danubio, acoge de nuevo a los barcos. Los habitantes exiliados han vuelto. La ciudad cuenta con subsidios europeos destinados a contribuir a la reconciliación serbocroata y a la reconstrucción. Como yo, sin duda algunas apreciarás ver los restos del conflicto que desaparecen poco a poco...

Marie TSOUNGUI
133 contribuciones
Actualizado el 22 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje