Destinos
Otros destinos en América Central
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

La religión en Cuba

En Cuba, la religión se encuentra estrechamente relacionada con la historia. La mayoría de los habitantes son católicos, aunque se trata de un catolicismo distinto al que se puede encontrar en otras zonas del mundo.

Una mezcla de religiones

Los invasores españoles fueron pioneros en introducir la religión católica en Cuba. El catolicismo mezcló la religión con ritos de los esclavos africanos traídos a la isla para cultivar la caña de azúcar, formando un sorprendente sincretismo.

Estos esclavos, denominados Yorubas, adoptaron las bases de la religión católica y fingieron practicarla para poder continuar rezando a sus santos. Esta extraña mezcla, conocida como la Santería, es la religión original de Cuba. Se encuentra íntimamente relacionada con la cultura e historia del país. De esta forma, varios cientos de miles de cubanos practican cultos de origen africano.

En Cuba hallamos igualmente una minoría judía, otra protestante y algunas religiones procedentes de África, como el Palo Monte. Se trata de una especie de culto practicado por los africanos que hablan bantú, el cual roza los límites de la magia negra. También existe el Abakua, originario de una zona situada entre Nigeria y Camerún. Se caracteriza por la presencia de fieles que se disfrazan de diablillos, bailan y tocan música en medio de ceremonias religiosas. Estos mismos diablillos han pasado a formar parte del folclore que sin duda descubrirás durante tu viaje por Cuba.

Según ciertos estudios, aproximadamente un 85% de los cubanos afirman creer en algo, pero solo un 10% de entre ellos son practicantes activos.

Representación de un monje negro

Un poco de historia

Durante la revolución en el país, en 1959, Cuba se declaró atea y los religiosos comenzaron a sufrir persecución. Los bienes del clero se nacionalizaron.

Sin embargo, tras la crisis producida por el hundimiento del bloque soviético, muchos cubanos encontraron refugio en asociaciones caritativas de las iglesias. En la actualidad, aún sirven para paliar ciertas disfunciones del estado, sobre todo en materia de asistencia social.

Debido a este reavivamiento del interés hacia la religión, el entonces presidente Fidel Castro renunció a declarar ateo el estado en 1992. En 1998, el Papa Juan Pablo II hizo una visita histórica a los cubanos: cerca de un millón se congregaron para recibir a Su Santidad venida desde el Vaticano. En ese año se volvió a instaurar la Navidad en el país.

En la actualidad existe una Oficina de Asuntos Religiosos que supervisa las actividades de las distintas instituciones religiosas en el país. Estas se enfrentan a restricciones de comunicación y no pueden aceptar donaciones de fuentes que no controle el Estado.

Marie Foucaut
129 contribuciones
Actualizado el 18 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje