Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 5 razones para ir a Eslovenia

Desde sus montañas a su naturaleza, pasando por su pequeño tramo de costa y su coqueta capital, Liubliana, tendrás muchas cosas que ver en este rinconcito paradisiaco.

Naturaleza, naturaleza y más naturaleza

Cuesta imaginar que haya tantas cosas naturales que ver en un país tan pequeño, pero Eslovenia tiene paisajes absolutamente excepcionales y una diversidad impresionante. Desde los Alpes julianos y otras cadenas montañosas nacionales, con casi 30 cumbres que superan los 2000 metros (entre ellos, el majestuoso monte Triglav), hasta sus verdes pastos, y pasando por las fabulosas cuevas de Eslovenia, este pequeño país no tiene nada que envidiar a sus vecinos y te ofrecerá, además, una fauna y una flora excepcionales con osos, linces y especies vegetales particularmente raras.

Para descubrir una capital de tamaño manejable

Liubliana, la capital de Eslovenia, es una ciudad de tamaño medio de casi 300.000 habitantes. Una especie de Praga en miniatura, la ciudad está llena de encanto, con sus preciosos edificios de estilo austrohúngaro y su minúsculo río de color verde esmeralda atravesado por magníficos puentes clásicos. Además, cuando hace bueno, las terrazas de la ciudad se llenan de gente sonriente, mientras que durante las frías noches de invierno las tabernas y otros barres subterráneos concentran la energía de esta ciudad juvenil y festiva.

Porque no solo Croacia puede presumir de una bonita costa

Aunque es cierto que la costa de Eslovenia es más de 20 veces menor que la de su vecina Croacia, no por ello es menos interesante. Más bien al contrario: para convencerte de ello te bastará con ir a una de las dos ciudades principales de la costa eslovena: Piran o Koper, con sus magníficos cascos antiguos de influencia veneciana y sus laberintos de intrincadas callejuelas, donde sobresalen los campanarios de las iglesias y los tejados rojos. También hay muchas estaciones balnearias donde disfrutar al máximo de este pequeño tramo de costa y darse un chapuzón en las aguas de color azul verdoso del Adriático.

Por las numerosas actividades deportivas que ofrece el país

Los amantes del deporte estarán encantados en Eslovenia, sobre todo porque cada estación tiene su propia diversión. Magistrales rutas de senderismo por los Alpes julianos en verano y deportes de nieve en invierno, rafting en aguas bravas durante las crecidas de la primavera, así como kayak, ciclismo de montaña, piragüismo y un largo etcétera. Por tanto, si eres deportista, no te lo pienses: ¡Eslovenia es el destino ideal para ti!

Por su cocina de múltiples influencias

En una encrucijada de culturas, entre Italia, Austria y los Balcanes, Eslovenia toma algunas influencias de cada uno de estos países para crear una rica gastronomía que no te dejará para nada indiferente: con los deliciosos jamones de la tierra, los perfectos risottos aromatizados con aceite de oliva o trufa fresca, sus mariscos y pescados, o bien platos más copiosos a base de carne rebozada, el abanico culinario de Eslovenia es muy amplio, y a precios especialmente asequibles. Además, los vinos y licores locales acompañan estos manjares a la perfección.
Timothée D.
697 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje