Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Sobre la pista de los últimos orangutanes

De viaje por Indonesia y más precisamente al norte de la isla de Sumatra, vas a tener la posibilidad de experimentar la emoción más increíble de tu vida: un encuentro inolvidable con una especie en vías de extinción, los orangutanes.

Una especie amenazada

Grave víctima de la deforestación, el orangután está muy amenazado. La situación de este primate tan entrañable es dramática e, incluso si el orangután es de alguna forma el emblema y el símbolo de toda Indonesia, ya solo es posible verlo en Borneo o en el norte de Sumatra. Cada vez tienen más difícil luchar por su supervivencia y cada año están un poco más amenazados por la desaparición de su hábitat natural.

Dado el creciente interés de los turistas por la causa del mamífero arborícola más grande del mundo, ha nacido una esperanza real. Aprovecha, pues, tu viaje a Indonesia para vivir esta experiencia única e increíblemente emotiva.

Informarse en el centro de rehabilitación

En el norte de Sumatra, perdida en el medio de una espesa jungla, la aldea de Bukit Lawang es el único lugar de toda la isla donde todavía es posible ver orangutanes. Desde aquí podrás hundirte en la espesa selva del parque nacional de Gunung Leuser.

Mientras esperas la partida, te aconsejo que calmes tu impaciencia haciendo una pequeña visita al centro de rehabilitación de orangutanes. Ahí descubrirás cómo los animales se readaptan poco a poco a la vida salvaje. Desde 1973, se han reintroducido 200 orangutanes en su medio natural. Te aconsejo particularmente ir al centro por la mañana a partir de las 8h30 o por la tarde a las 15h. Son las horas en que se alimenta a los monos. Son los momentos más interesantes del día.

Orangután en Sumatra

En su medio natural

Si te gustó tu primer encuentro en el centro de rehabilitación, te puedo asegurar que la expedición a la jungla es inigualable en términos de la belleza de los lugares, de la experiencia y la emoción. Según el tiempo de que dispongas, es posible ir desde algunas horas hasta varios días. Para localizar los orangutanes en esta inmensidad, tendrás que confiar en los guías locales, pero por el momento, ¡soy yo quien te muestra el camino!

Antes de embarcarse en semejante aventura, es indispensable tener una buena condición física. Verás que competir con fuertes pendientes en plena selva te pone rápidamente a prueba. Toda la fatiga acumulada desaparece instantáneamente en el momento en que avistas, por fin, los orangutanes. No hay nada más conmovedor que observarlos en su medio natural, en estado salvaje.

Tienes que ser consciente de que tienes ante tus ojos un espectáculo único que desgraciadamente podría desaparecer pronto. Disfruta, pues, de este instante único.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 18 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje