Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 5 razones para ir a Isla Mauricio

Isla Mauricio es un destino de ensueño: la viva imagen de un paraíso natural rodeado de barreras coralinas y peces multicolores en una laguna de arrecife límpida.

Hacer submarinismo en el océano Índico

El submarinismo es uno de los principales atractivos de Isla Mauricio. El litoral rebosa de lugares para descubrir, cada cual más tentador. Por ejemplo, Aquarium, un lugar de inmersión espléndido en Trou aux Biches (en la costa norte), donde abundan los peces multicolores. En Blue Ray (en la costa sur) se encuentra el parque marino, que se caracteriza por su increíble jardín de coral. Ahí los corales tienen formas curiosas: de champiñón, de lechuga, de ramos de flores... Conforman un mosaico maravilloso en el que habitan insólitos peces: peces luna, peces trompeta ¡e incluso barracudas!

Ver a los delfines

En Isla Mauricio se organizan excursiones a mar abierto cargadas de sorpresas inéditas. Si quieres observar a los delfines, el litoral de Tamarin (en la costa oeste) es el lugar ideal. Existen bancos de delfines que deambulan por la bahía. Para verlos, tendrás que madrugar y aprovechar esa hora del día en la que no hay apenas barcos. Podrás disfrutar con sus piruetas: un bonito espectáculo que tienes que ver durante tu viaje a Isla Mauricio. Las excursiones a mar abierto pueden ir acompañadas de paseos submarinos. ¡Podrás pasear por debajo del agua con una escafandra en la cabeza y tener así ocasión tener los peces al alcance de la mano!

Hacer senderismo

Para no centrarnos solo en el litoral, los aficionados a los viajes deportivos podrán disfrutar de preciosas marchas de senderismo en Isla Mauricio: ya sea por la montaña o por la selva. ¡Tú eliges! La reserva Bras d’Eau (costa este) es un buen ejemplo. Allí podrás descubrir una selva salvaje de 432 hectáreas: una auténtica selva indígena cubierta de olivos y ébanos rodeados de especies exóticas traídas por el hombre: eucaliptos, araucarias... Los aficionados a las aves podrán observar el formicario: la estrella de la reserva Bras d’Eau. El formicario es un ave atrapamoscas muy poco común y que es reconocible gracias a sus alas rojas.

Descubrir grandiosos paisajes

Isla Mauricio tiene una geografía exuberante: barrera coralina, laguna de coral transparente, playas idílicas, cumbres montañosas, altos acantilados volcánicos... En Trou aux Cerfs (meseta central) se encuentra el cráter de un antiguo volcán: un auténtico coloso de 85 metros de profundidad y 200 metros de ancho. Desde allí se observan unas vistas fascinantes de la costa oeste y de la meseta central, rodeada de un manto de vegetación exuberante. Otro paisaje de excepción es el que se observa desde Souffleur (costa sur): un mirador magnífico en los acantilados salvajes de la costa sur. Ten cuidado con el viento; puede soplar fuerte.

Mezclarte con un pueblo acogedor

Los mauricianos son muy amablescon los turistas. Generalmente, puedes entablar conversación con ellos en la playa o en torno a un buen tentempié de samosas (empanadillas de carne o verdura) y de pasteles picantes (albóndigas fritas aderezadas con picante). Te hablarán con gusto de la vida en la isla y, especialmente, de las aficiones nacionales: las carreras hípicas (un auténtico deporte nacional) y, por supuesto, el fútbol (principalmente siguen a equipos ingleses, como el Liverpool F.C. o el Manchester United). Además, podrás conocer la cultura de la isla, que está cargada de influencias hinduistas, católicas, musulmanas, chinas y criollas, algo que se ve reflejado especialmente en la gastronomía local.
Latéfa Faïz
232 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje