Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

El coste de la vida en Islandia

Mejor dejarlo claro de antemano: Islandia es un destino caro. El alojamiento, la comida, el transporte, las actividades... Todo tiene su precio y es mejor calcularlo bien para no tener problemas una vez allí. Aunque es verdad que el presupuesto puede dispararse enseguida, también podrás controlarlo fácilmente eligiendo bien, porque en Islandia la naturaleza es gratuita y, según el tipo de alojamiento y de transporte, podrás reducir tus gastos. Este es el abanico de precios que te encontrarás durante un viaje a Islandia.

Islandia era un destino prácticamente inasequible antes de la crisis de 2008. Tras la crisis, la corona islandesa cayó en picado y comenzó un periodo de tarifas más asequibles. Caras, pero, al menos, asequibles. Después, a medida que Islandia se fue recuperando de la crisis, sus precios hicieron lo mismo. 

Debes saber que hay dos estaciones en Islandia: de mayo a septiembre (la temporada alta de turistas, que se refleja en el precio) y el resto del año. Las tarifas pueden descender del 20 al 30 por ciento en temporada baja. 

Alojamiento

En Islandia existen todo tipo de alojamientos, desde el albergue juvenil hasta el hotel de lujo. Los alojamientos más corrientes son las granjas y guesthouses. En verano, entre junio y septiembre, una buena forma de ahorrar es recurrir al camping. Es posible alquilar el material allí. ¡Equípate bien contra el frío, incluso en pleno mes de agosto! Por un alojamiento en habitación doble calcula de media entre 15 000 y 22 000 ISK (100 y 150 €)

Transporte

En Islandia, alquilar un coche puede disparar rápidamente el presupuesto, sobre todo si eliges un 4x4. Este último es especialmente útil en invierno, cuando hay nieve y hielo, y en verano si atraviesas el interior del país, compuesto de pistas. Resérvalo con antelación para beneficiarte de las mejores tarifas. Si te quedas en la carretera principal n°1, un turismo te servirá de sobra.

La red de autobuses está bien desarrollada y, sobre todo en verano, es posible desplazarse por toda la isla. Los precios no están tirados, pero existen bonos. También es una buena forma de ir al interior de la isla sin conducir un 4x4 por carreteras complicadas. 

El último sistema, el autoestop, puede ser eficaz. Los habitantes locales suelen ser muy amables y el país es relativamente seguro para probarlo. ¡El único riesgo es que no pase nadie!

Comida

En Islandia, es bastante caro comer en un restaurante. Calcula tranquilamente de 3 000 a 4 500 ISK (de 20 a 30 €) por un plato y 7 400 ISK (50 €) por un menú. Los productos frescos y locales suelen ser bastante buenos. Además, tendrás que probar un par de sitios para probar el cordero y el pescado, sobre todo.

Los islandeses han adoptado la costumbre de la comida basura americana en el coche. En casi todas las estaciones de servicio encontrarás hamburguesas y perritos, no muy caros, pero no necesariamente buenos tampoco.

Por último, es posible comprar comida y cocinar tú mismo en muchas de las guesthouses. También podrás prepararte un montón de picnics para el día. 

Por la mañana, los desayunos que se sirven en los alojamientos suelen ser muy buenos y abundantes, a base de queso, charcutería, tomates, pepinos, cereales, pan integral... ¡Ideal para comenzar el día, no lo dejes pasar!

Restaurante en los fiordos del oeste

Emmanuelle Bluman
197 contribuciones
Actualizado el 21 mayo 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje