Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Luna de miel en Japón, ¡los polos opuestos se atraen!

Japón es un destino de luna de miel bastante original, lo que te permitirá descubrir una naturaleza paradisíaca a la altura de tus expectativas para una luna de miel, sumergiéndote en una cultura urbana moderna en cuyo seno se acumulan y se perpetúan las tradiciones... Ideal para comenzar una vida en pareja y recordar que los contrastes en una ciudad o una pareja, ¡hacen la vida mucho más excitante!

Japón moderno y natural

Es muy probable que te encuentres de cara con Tokio a tu llegada a Japón, y es perfecto: la gigantesca capital con 13 millones de habitantes y sus animados barrios te introducirá en la atmósfera siempre en plena ebullición del país. Paseo por los barrios populares (Ginza, Shibuya, Shinjuku), visita típica del mercado Tsukiji, los templos o la Torre de Tokio, combate de sumo, senderismo en la montaña alrededor de la ciudad, ¡tendrás para escoger! Es al ir al imprescindible Monte Fuji, situado a sólo una hora o dos en tren de Tokio cuando comprenderás que los lespolos opuestosseatraen... Efectivamente, en esta región de los Cinco Lagos podrás encontrar la calma y la serenidad disfrutando de la belleza del paisaje. Contraste sorprendente. Para todavía más magia lejos de la ciudad e incluso de la metrópolis, las islas Okinawa, bañadas por el océano Pacífico, te propondrán un magnífico panorama con sus playas de ensueño.

Japón tradicional

Tras esta visita al corazón del Japón contemporáneo, qué mejor que partir una semana en direccióncontrariaparaunavueltaa losorígenes... Y en Japón no faltan lugares tradicionales que valen la pena. Para volver a encontrar tu "conexión interior" (y desconectar el wifi urbano), dirígete al corazón del mundo espiritual japonés, al sudeste de Osaka en los Monts Kii, sobre el Monte Koya (o Koyasan), lugar donde nació el budismo, que agrupa más de un centenar de templos budistas. Se trata sobre todo de un cementerio de 200.000 tumbas que promete ser un bello paseo, después la posibilidad de ser testigo de la vida de los monjes durmiendoenuntemploqueatraea loscuriosos. En el mismo espíritu, la isla sagrada Miyajima te encantará con sus templos y santuarios, donde la vida bajo todas sus formas tiene un lugar de honor.

La isla Miyajima

Según el lugar donde te encuentres, también tendrás la posibilidad de subir a los templos más o menos alejados visitando los castillos japoneses, como el de Nijo en Kioto, o el de la ciudad de Osaka. Para terminar con belleza, no olvides tomar sake , bebida alcohólica a base de arroz, tras un "onsen", el famoso baño termal japonés, ideal para relajarse en medio de todas estas contradicciones japonesas...

Ségolène Renoud-Lyat
20 contribuciones
Actualizado el 3 noviembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje