Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 5 razones para ir a Kirguistán

Más que una estancia, Kirguistán te llevará mucho más allá de lo que te esperas. Aquí tienes 5 razones de peso para hacer un viaje a Kirguistán.

Caminar por las impresionantes montañas de Tians Shans

Situadas como media a más de 2500 metros de altitud, y con un 94% montañoso, Kirguistán es un territorio de montaña por excelencia, donde hay diseminados desfiladeros, lagos y valles profundos. Imagina las montañas de Suiza, verdes, donde pastan los rebaños apaciblemente, y añade yurtas, muchos caballos, y sobre todo rostros redondeados, sonrientes y con ojos rasgados.

Hay infinidades de opciones de practicar senderismo, de norte a sur y de este a oeste. Superar los 4000 metros de altitud será algo normal, y también tendrás la posibilidad de viajar unos cuantos días por glaciares milenarios.

Descubre una cultura nómada todavía muy presente

Los trayectos en Kirguistán pueden parecer muy largos, sin embargo, te darán la oportunidad de entender la forma de vida de sus habitantes. Además verás florecer por todas partes yurtas que ofrecen todo tipo de productos de origen animal y en especial los Kuruts, o Kumis, leche de yegua fermentada durante varios días, que es servida abundantemente cada vez que te encuentras con alguien (ten cuidado, puede sorprender a los paladares no acostumbrados).

Los caballos están por todas partes en el país, no es raro ver a niños de menos de 10 años subidos sobre enormes caballos lanzados al galope por las llanuras y valles del país.

Disfruta de los lagos de altura con aguas cristalinas

La mayoría de las excursiones conducen a magníficos lagos de montaña que son utilizados en verano como zonas de pastoreo por los nómadas kirguises. El más conocido, el Song-Kol, se encuentra entre los más hermosos de Asia Central, con más de 90 km de ribera. Los paisajes se extienden hasta el horizonte, donde van apareciendo yurtas y rebaños desfilan mientras vas pasando en tu recorrido.

Disfruta de una acogida inolvidable

Sería injusto hablar de Kirguistán sin hacer mención de la increíble acogida de los kirguises. Alejándose un poco de los circuitos turísticos tradicionales, verás que las ganas de comunicarse y de intercambiar de los kirguises es tan fuerte que incluso aunque no hables ruso, te pasarás tardes enteras en yurtas comiendo y bebiendo con ellos. El plov o la carne de cordero llenará los estómagos en estas cálidas reuniones.

Hasta en las montañas, no es raro que te inviten por el camino para beber uno (o varios) vodka acompañado de un pepinillo dulce.

Vivir bajo una yurta

Lo que en Europa no es más que un alojamiento de moda donde se va a pasar un fin de semana fuera de lo común, aquí es una verdadera forma de vida. Verás yurtas por todas partes, y no sólo para divertir a los turistas. Será la oportunidad soñada de probar la vida nómada tradicional de los kirguises. 
Clément Lamy
45 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje