Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Cuando viaje y seguridad van juntos...

Frente al negro panorama que exponen los medios de comunicación y teniendo en cuenta la extrema pobreza y la inestabilidad política que sufre la "gran isla", los viajeros suelen mostrarse reacios a aventurarse en este gran país, ​​la cuarta isla más grande del mundo. Una idea, a primera vista, alimentada por las numerosas dudas en términos de salud, pero, sobre todo, de seguridad.

Es cierto que, como en todas partes, en Madagascar también hay ciertos contratiempos y peligros. Para evitarlos, lo mejor es respetar algunas reglas de conducta. En realidad, se trata, esencialmente, de permanecer atento para evitar sorpresas, robos o asaltos.

Sobre los buenos propósitos y su aplicación...

Como los 10 mandamientos, esfuérzate por repetir algunos de ellos en el avión antes de tu llegada a Madagascar, de forma aplicada y con determinación:

1/ No iré a pie por las noches en las grandes ciudades,

2/ No haré alarde de mis objetos de valor,

3/ No me subiré en el primer bici-taxi que se presente ante mí,

4 / No usaré el transporte público por la noche,

5/ No me bañaré en la primera la playa desierta qe vea, entre los tiburones y las corrientes,

6/ No consumiré drogas ilegales,

7/ No beberé agua del grifo,

8/ No fotografiaré sin autorización una tumba sakalava.

9/ No señalaré con el dedo a nadie.

10/ No meteré un lémur en mi equipaje...

Mora-Mora, el tiempo es el rey...

Además de esta lista, no exhaustiva, entenderás muy rápidamente que la regla principal tiene que ver con el tiempo. Acepta que, para solucionar un problema, es necesario permanecer en calma y tomártelo con la mayor paciencia, y ¡harás más amigos que enemigos!

Además, una vez que estés allí, te darás cuenta de que la única inseguridad reside en que no podrás controlar el tiempo. Y, sobre todo, los imprevistos, incluso en los llamados viajes "organizados".

Llegar a un pueblo remoto donde aún no se ha construido el alojamiento de un proyecto piloto de ecoturismo, esperar a un chófer privado en una carretera rodeada por un bosque primario y que no llegue nunca para llevarte al aeropuerto el día de tu vuelo o incluso que te sirvan para desayunar pollo y lo que habías pedido eran buñuelos de plátano...

En Madagascar ​​todos los viajes tienen su parte de alegrías y de sorpresas, dejando espacio para los encuentros inesperados y las aventuras que estarán, sin duda, ¡entre tus recuerdos más inolvidables! Serán tantas historias y experiencias insólitas las que vivas que, con seguridad, querrás contarlas a todo el mundo a tu vuelta, lejos de los fady y de los numerosos extraños rituales de los que serás testigo...

Servane Rig
16 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje