Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Comer en Madagascar: platos de gourmet

La trilogía malgache: arroz, cebú y pollo bicicleta

La población malgache come arroz ​​tres veces al día. Tradicionalmente, se cuece hasta que se quema la capa del fondo de la olla y, luego, se utiliza ese fondo de arroz quemado para hacer el ranonapango, una bebida de aroma ahumado que se sirve durante las comidas.

El arroz malgache es bastante decepcionante para los paladares occidentales: omnipresente, es blanco, grueso y carente de sabor. El mejor arroz se exporta. Como acompañamiento, las batatas son más interesantes y carnosas.

La carne de cebú se cocina en infinitas variaciones: a la barbacoa, en carpaccio, cocida a fuego lento e incluso acompañada de peces de tamaño microscópico. La carne de cebú es mucho más sabrosa que la de vacuno y está muy tierna: una explosión de sabor y suavidad ¡que no puedes perderte!

Los malgaches comen también el pollo bicicleta, llamado así debido a que es un ave de corral corta, de un lado a otro, y su carne es seca y fibrosa.

Los platos emblemáticos de la cocina malgache

En los hotely –pequeños restaurantes populares– o en los restaurantes más turísticos, se sirven dos platos tradicionales malgaches a descubrir:

- el romazava: un caldo de bredes –las hojas verdes de varios vegetales– preparado con un guiso de carne de cebú

- el ravitoto sy henakisoa : ​​hojas de yuca trituradas y cocinadas con las partes grasas de la carne del cerdo.

Instantáneas de sabores de Madagascar

- Explorar los mercados para asombrarse al no poder identificar las frutas, verduras y tubérculos ​​colocados en las esteras. En Madagascar, probé por primera vez una manzana-canela, de sabor a jalea de pera. Las bredes, verduras de hoja verde similares a la espinaca, están muy presentes en la cocina de Madagascar. Son deliciosas, tanto como las hojas de batatas y de yuca trituradas.

- Para probar la frescura de la costa de Madagascar, podrás elegir entre las enormes langostas con ajo y tomates picantes, los generosos camarones fritos, el aroma del barracuda con granos de pimienta rosa y ajo, los besugos tan grandes como el brazo del pescador y cocinados sobre un fuego de leña en la playa o incluso los cangrejos de manglares confitados con pimientos y rociados con zumo de limón verde...

- A la hora de picar, prueba los pequeños cuadrados de nougat de cacahuete y caramelo, que se venden en las carreteras o en los mercados.

- Madagascar ​​puede presumir de poseer un ron de lo más aromático: te encantará probar los diferentes rones que te servirán, en los que se infusionan todo tipo de frutas exóticas imaginables, especias e incluso ¡granos café! Los más clásicos son los de piña. a la vainilla o a la canela. No olvidaré mi primer sorbo del ron de jengibre y lima, de sabor extraordinariamente fuerte y sorprendente. Los malgaches beben el ron toaka gasy, que está aromatizado con la corteza de un árbol del bosque tropical, el rotra.

- Y de postre, los deliciosos plátanos flambeados: con caramelo, jengibre y, por supuesto, ron. ¿Un último dulce placer antes de regresar? Prueba la juliana de mango que da color a una torta de coco. Sí, ¡la felicidad está en cada plato!

Aline Gernay
7 contribuciones
Actualizado el 9 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje