Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 5 razones para ir a Mayotte

Mayotte ha sabido mantener su autenticidad. ¡Sigue teniendo espacios salvajes y playas de ensueño donde puedes estar solo! Éstas son las razones para visitarMayotte ¿y por qué no ir de luna de miel?

Un clima suave y soleado durante todo el año

Mayonne no está sometida al monzón. Por supuesto, hay una estación de lluvias que dura 2 ó 3 meses al año, entre diciembre y febrero. Desde el mes de marzo se levantan los suaves vientos alisios que hacen el calor muy soportable. Es posible bañarse durante todo el año. El agua, incluso en pleno verano, no baja de los 25º. Nunca hace frío, ni siquiera cuando sopla el viento. Hay muchos lugares con sombra para pasear o descansar. Mayotte es realmente el lugar ideal cualquiera que sea el mes elegido para las vacaciones.

Descubrir fondos marinos y ver tortugas

Muchos hacen un viaje a Mayotte por la belleza de sus fondos marinos. La isla está protegida por una barrera de coral, doble en algunos lugares, con 1.500 km de longitud. Puedes bañarte y bucear todo el año sin miedo a los tiburones. Su laguna de arrecife es una de las más grandes del mundo. Alberga muchas especies de peces de todos los tamaños, así como mamiferos y, por supuesto, macizos coralinos con colores delicados. Tanto si nadas con alentas, gafas y tubo o buceas con botella, descubrirás maravilla en un agua cercana a los 30º. ¡En la playa de N'Gouja, podrás nadar con las tortugas que están presentes durante todo el año!

Un destino todavía desconocido y preservado.

Una de las razones para ir a Mayotte es la costa salvaje de la isla. Efectivamente, está à casi 8.000 km de España y, como es un destino todavía poco conocido, tiene la ventaja de contar con magníficas playas de arena blanca, donde te podrás echarte sobre la toalla sin tener vecinos. Sí, sí, ¡te aseguro que es verdad! A menudo desiertas, están rodeadas de agua turquesas y magníficos baobabs, esos árboles tan particulares, que proporcionan sombra. Algunas merecen la pena y es necesario dar un pequeño paso pero ¡qué placer estar lejos de todo! Cuidado con el sol, en estas latitudes pega fuerte y no olvides nunca la crema solar.

De julio a octubre, ven a ver las ballenas

Cada año, Mayotte ve pasar las ballenas jorobadas entre los meses de julio y octubre. Vienen a parir a la laguna de arrecife para que su pequeño esté al abrigo. Así conoce su nuevo entorno y coge fuerzas para emigrar más lejos. Ver actuar a estos animales es un espectáculo único. Puedes ir a verlas con los numerosos profesionales del mar que organizan excursiones. Hay que ser prudente y respetar algunas reglas. Si tienes la suerte de verlas actuar, saltar e incluso cantar, tendrás un increíble recuerdo de tu día, que justificara por si mismo tu viaje a Mayotte.

Francia o África, tendrás que descubrirlo por ti mismo...

Descubrir Mayotte, es sentirse lejos del mundo, garantizado. Al bajar del avión te invadirán los olores tropicales y los colores de las "salouvas" (traje típico) que llevan las mujeres. Aquí, la mayoría de la población es musulmana pero sólo te darás cuenta al escuchar la llamada del almuécin 5 veces al día o durante el Ramadán. La religión es muy moderada y las mujeres llevan en la cabeza un "kishali", es decir, un pañuelo para protegerse del sol. Verás a muy pocas mujeres con el velo integral. La cultura y las tradiciones son muy importantes en la isla de la laguna de arrecife. Descubrirás las "mamas brochettis" en cuya casa probarás deliciosas brochetas por algunos euros, escucharás hablar de las "bangas", las cabañas tradicionales y quizás tengas la oportunidad de asistir a una gran boda. Toda una cultura y tradiciones completamente diferentes a las francesas que darán a tu viaje otra dimensión.
Cathy Trichet
120 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje