Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 5 razones para ir a Polonia

Polonia ofrece a sus visitantes unas ciudades medievales realmente maravillosas, una costa muy bonita y una vida cultural excepcional.

Por sus magníficas ciudades, demasiado desconocidas

Aunque Cracovia y, en menor medida, Varsovia suelen aparecer como destinos de obligada visita en los itinerarios turísticos por Polonia, hay otras ciudades que merecen igualmente la pena aunque, sorprendentemente, la gente las deje de lado. Ya se trate de Breslavia, Toruń o Gdansk, enseguida te darás cuenta de que Polonia tiene muchos atractivos para seducirte, y, además, estas ciudades suelen esconder un montón de museos y teatros llenos de actividad, así como una vida nocturna muy animada.

Por enfrentarse al horror del holocausto

Sin duda Auschwitz fue el epicentro del terror en el siglo XX y, aunque te parezca raro intercalar la visita a este lugar de memoria histórica entre dos noches de cervecerías por Cracovia, es importante ir para tomar conciencia de los horrores que tuvieron lugar en este famoso campo de concentración nazi de la Segunda Guerra Mundial, donde alrededor de un millón de judíos, romaníes y prisioneros políticos fueron ejecutados entre 1942 y 1945.

Por su amplia oferta de deliciosos vodkas

Solo podrás hacerte a la idea del amplio abanico de vodkas polacos cuando viajes por el país y veas con tus propios ojos la variedad de botellas de vodkas polaco, cada cual más delicioso que el anterior. Olvídate de los Smirnoff y de otros Absolut: acabas de llegar al país de los vodkas caramelizados, aromatizados con hierba de bisonte, de frambuesa, de miel, etc. Es la bebida nacional por excelencia. ¡Ahora entenderás por qué las noches polacas son tan animadas!

Por su naturaleza, con su magnífica costa, sus montañas salvajes y sus parques nacionales

Con tan solo viajar unos días al interior de Polonia, dejarás de pensar que se trata de un país gris. Tiene paisajes de una diversidad bastante sorprendente, entre la costa báltica, muy agradable durante el verano, sobre todo alrededor de las estaciones balnearias de Sopot, y las montañas del sur del país, ya sean los montes Tatras en Zakopane o los misteriosos Beskidy. Por supuesto, tampoco te olvides de los parques nacionales del este del país, entre ellos el ilustre Białowieża, un bosque primario en la frontera con Bielorrusia y una de las más grandes reservas de bisontes salvajes de toda Europa.

Por la hospitalidad de sus habitantes

En las guías turísticas se suele hablar de la hospitalidad de los habitantes locales y, luego, una vez en los sitios, la frialdad de autóctonos nos hace preguntarnos a qué se referían. Pero este no es el caso de Polonia, porque los polacos estarán encantados de mostrarte la belleza de su país, sus especialidades culturales y el efecto devastador de su vodka. Por eso, te voy a dar un consejo: si decides viajar por el país, quédate en casa de algún habitante local para experimentar plenamente esa hospitalidad puramente polaca.
Timothée D.
697 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018