Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Sicilia hoy en día.

Las dificultades económicas que azotan a Europa afectan a Sicilia de lleno. Las medidas económicas emprendidas por el gobierno de Mario Monti, de 2012 a 2013, han conseguido salvar a Sicilia de la bancarrota.

En octubre de 2012, se eligió a un nuevo gobernador de la región en Sicilia: Rosario Crocetta, conocida por su lucha contra la mafia. Esta última está muy presente en Sicilia desde el siglo XIX, y se organiza a mediados del siglo XIX como un contra Estado. Pero ha sido principalmente desde los años 1980 que Roma se ha decidido a luchar enérgicamente contra la mafia siciliana.

La recesión en Sicilia

La tasa de desempleo supera el 20% en Sicilia (casi el 12% a nivel nacional), sobre una población siciliana de 5 millones de habitantes. Una de las tasas de desempleo más altas de italia, justo detás de Calabria.

En Sicilia se han ido sucediendo los cierres de fábricas: fábricas de Fiat, al este de Palermo ; comercios: centro comercial Guadagna, librería Flaccovio (Palermo)… Si bien la agricultura siciliana sigue siendo frágil, se mantiene gracias a las ayudas de la Unión Europea para el desarrollo de productos derivados y productos terminados. Muchos sectores agrícolas están preocupados, como el ganado vacuno y ovino, la pesca: Mazara dell Vallo sigue siendo el principal puerto pesquero de Italia, y los viñedos: Trapani y Marsal son los más famosos.

Sicilia ha puesto grandes esperanzas en el desarrollo de la agricultura biológica alentada por el Estado. Para hacerse con un sello de calidad, el agricultor debe poseer al menos de 1 hectárea que no haya sido tratada con pesticidas durante 10 años. Cerca de Milazzo, las pruebas de cultivos de tomates biológicos son esperanzadoras.

El impacto de la crisis en el turismo

La crisis ha tenido también un importante impacto sobre el turismo En 2013, los ingresos relacionados con el turismo eran del 25%; actualmente, Sicilia experimenta un descenso en la ocupación hotelera y una reducción en los ingresos de los restaurantes: de ahí la congelación de precios desde el 2011 causada por la baja demanda.

Esta contracción en los precios provoca problemas a los sicilianos que ya no pueden vivir adecuadamente de la actividad turística. La crisis afecta también al turismo cultural: los recortes presupuestarios han llevado a una reducción de las horas de apertura de los museos locales y los sitios arqueológicos. Sin embargo, todavía se libran los principales sitios históricos.

Campos de Fulgatore

Aún así, Sicilia cuenta con buenas cartas en cuanto al turismo sobre la isla. En especial en el turismo cultural y de relajación, que necesita la construcción de nuevos equipos más eficientes así como una mayor capacidad de acogida en las instalaciones dedicadas al alojamiento. Así, la costa sur puede presumir del desarrollo de un turismo sostenible (cabañas, casas de huéspedes...) en este paraíso natural e histórico, en el que Siracusa y el golfo de Noto son buenos ejemplos, durante un viaje por Sicilia.

El desafío de la inmigración

La inmigración clandestina constituye otro desafío al que se enfrenta Sicilia. Debido a su situación geográfica, la isla es un cruce de caminos migratorios. La llegada de refugiados de guerra solicitando asilo político ha reemplazado a la inmigración por razones económicas.

Es en Lampedusa, una pequeña isla frente a Sicilia, donde primero llegan hombres, mujeres y niños. Un nuevo centro de bienvenida para inmigrantes ha sido abierto en Mineo en 2011. Pero es criticado también por la población afectada por la gran cantidad de refugiados, así como por las asociaciones en defensa de los derechos del hombre que denuncian las condiciones de vida en el centro. En 2013, Mineo acogía a casi 3.000 personas.


Latéfa Faïz
232 contribuciones
Actualizado el 14 enero 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje