Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Seguridad en Vietnam, un país seguro

En general, y como suele ser el caso en todo el continente asiático, Vietnam es un país seguro ​​que no presenta ningún problema de seguridad en concreto. Como en todas partes, hay gente deshonesta, pero, con un mínimo de prudencia, tu viaje a Vietnam se desarrollará sin problemas.

Los peligros potenciales

No hay ninguna razón por la que tu viaje a Vietnam vaya a salir ​​mal o te encuentres con algún problema. Sin embargo, la principal desgracia que puede ocurrirte es que seas víctima del robo de un carterista. Es algo especialmente posible en el transporte durante tus viajes o mientras caminas por ciertos barrios de Ciudad Ho Chi Minh.

La llegada masiva de turistas ha dado lugar a la aparición de una pequeña delincuencia. Los casos de ataques son algo totalmente excepcional. No tienes nada que temer en ese sentido.

No obstante, cuidado con los intentos de estafa que te encontrarás con frecuencia. Un comerciante te intentará cobrar un poco más caro, un taxista hará lo mismo, el precio del circuito que habías reservado con una agencia local no coincidirá con lo que estaba previsto inicialmente, etc.

Aunque Vietnam es muy seguro, puedes encontrate con situaciones complicadas, si pones un pie en el mercado de la droga. Te arriesgas a enfrentarte a delincuentes reales, mucho más peligrosos que los ladrones de poca monta de Ciudad Ho Chi Minh.

Un guardia en el mausoleo del Tío Ho

Cómo evitar los problemas

Es suficiente un mínimo de prudencia para asegurarte un viaje sin complicaciones. En los medios de transporte, vigila tu equipaje y ten la precaución de ponerle un candado.

En la calle, simplemente, no vayas vestido como el típico turista. No lleves la cámara colgada y no hagas signos ostentosos de riqueza. En definitiva, nada que pueda convertirte en el objetivo ideal.

En el caso excepcional de un ataque, no juegues a ser un héroe. Permanece en calma y coopera sin dudar. Sé siempre previsor y no guardes todo tu dinero en el mismo lugar. Multiplica los escondites y mantén una cierta cantidad de fácil acceso y que podría ser suficiente para tu atacante.

Para no pagar más de la cuenta, trata de averiguar con antelación los precios y negocia siempre. Lo mismo con los taxis, exige al conductor que ponga en marcha el taxímetro o acuerda la tarifa antes de subirte al coche.

En relación a la droga, eres lo suficientemente mayor como para saber los peligros y sus consecuencias. Simplemente, no te acerques a ese mundo.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 28 agosto 2015
Expérience ajoutée !
Vous pouvez ajouter d'autres expériences à votre projet avant de le transmettre à une agence locale
Voir mon projet de voyage