Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Otros destinos en América Central
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Chutes du Carbet

Chutes du Carbet (Guadalupe)

Informaciones prácticas sobre Chutes du Carbet

  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Volcán
  • Cascada
  • Imprescindible
4 / 5 - Una opinión
Cómo ir
A 45 minutos de Pointe-à-Pitre en coche
Cuándo viajar
Entre diciembre y mayo

Opiniones de viajeros sobre Chutes du Carbet

Lisa Gaillard Gran viajero
101 opiniones en total

El Gran Carbet es un río que nace a 1300 metros de altitud, en el volcán de la Azufrera. Llega a las colinas del Parque Nacional formando tres impresionantes cataratas, para después desembocar en el mar 11 kilómetros río abajo.

Aconsejo:

Admirad las dos primeras desde el mirador del parking, y visitad la segunda. Si hace buen tiempo, los que seáis más aventureros podéis visitar la primera.

 

Mi opinión

Por un precio módico de 2 euros se puede acceder a las cataratas desde la zona de picnic. Cuando yo fui allí no lo había, pero ahora se ha construido un mirador desde donde podréis disfrutar de unas espectaculares vistas de Petit Cul de Sac Marin y del Basse-Terre. Encontraréis otro mirador, que sí estaba cuando yo fui en 2007, detrás de la recepción. Desde este otro mirador podréis ver las dos primeras cataratas. La altura de las cascadas de Carbet es verdaderamente sorprendente: 115 metros de altura para la primera, la segunda de 110 metros, 20 metros de una tercera. 

La segunda catarata es accesible a todo el mundo. A través de un sendero bien acondicionado desde el parking, sólo necesitaréis 30 minutos para llegar a ella. Cuando yo fui, el acceso al lago de la segunda catarata ya estaba cerrado por el derrumbamiento de parte de la pared. Sin embargo, el puente colgante, a lo Indiana Jones seguía presente y las vistas de la catarata eran quizás incluso mejores por estar más cerca de lo que ahora se puede. Además, tuve la oportunidad de ir a la tercera (que no se encuentra en el corazón del parque nacional) sin demasiados problemas y llegar al pie de la cascada donde me bañé. Si bien la tercera catarata con solo 20 metros de altura no resulta muy vertiginosa, posee un caudal de agua mucho mayor que el de las otras dos. Además, fue todo un lujazo bañarse allí después de la caminata. Por desgracia, en la actualidad, está prohibido el acceso a esta tercera porque el camino fue arrasado por un deslizamiento de tierra. Si yo fuera vosotros, me conformo con las vistas desde el aparcamiento y la catarata dos. Si tenéis un espíritu más deportivo y os gusta el senderismo, entonces podeis ir a la primera catarata, justo bajo la Azufrera. Contad con unas 3 horas de marcha ida y vuelta. El camino es bastante difícil dada la altitud. (haciendo clic en este enlace podréis consultar si el sendero está abierto o cerrado). Es una hermosa caminata en la selva entre los helechos arborescentes, pero es una lástima no poder acercarse para alegrarse la vista.

Para resumir: Las cuencas de las dos primeras cascadas no son accesibles, el segundo puente colgante se retiró y la ruta de acceso a la tercera está cerrado. No está permitido el baño en ninguna de las tres, ni tampoco aproximarse más; otra cosa es que queráis arriesgaros a cometer una infracción y correr el riesgo que supone. A mi parecer, con todo esto se piede el encanto de visitar estas cataratas, aunque es verdad que caminar por sus senderos es algo que no debéis perderos durante vuestro viaje por Guadalupe. Las cataratas del Carbet, por su impresionante altura en un entorno exuberante, siguen siendo uno de los principales atractivos de la isla. Por otra parte, en Basse-Terre, hay una miríada de pequeñas cascadas en las que uno puede relajarse después de una caminata y ... ¡qué delicia!

Segunda catarata de Carbet
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje