Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Uluru

Informaciones prácticas sobre Uluru

  • Encuentro locales
  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Desierto
  • Lugar o Monumento religioso
  • Artesanía
  • Turismo Responsable
  • Patrimonio Mundial de la Unesco
  • Imprescindible
5 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 5 horas por carretera de Alice Springs
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
2 a 3 días

Opiniones de viajeros sobre Uluru

David Debrincat Gran viajero
684 opiniones en total

A 450 km de Alice Springs, Uluru es un enorme monolito rojo. Es el lugar más sagrado para los aborígenes, que lo consideran como el ombligo del mundo.

Aconsejo:
Uluru es un lugar de una belleza única e inigualable. En la puesta de sol la roca cambia de rojo a violeta, y el espectáculo natural se torna impactante y conmovedor.
Mi opinión

A pesar de su aislamiento en pleno centro del país, Uluru es una parada imprescindible en un recorrido por Australia. Es un lugar de peregrinaje para los aborígenes que consideran este gigantesco monolito como el ombligo del mundo.

Te recomiendo la caminata que da la vuelta completa a la roca. Lleva mucha agua porque el calor es a menudo asfixiante durante los 9.4 km del recorrido. Dando toda la vuelta al monolito descubrí las pinturas rupestres y pude contemplar el Uluru desde todos los lados. Varios carteles indican que está prohibido fotografiar algunos tramos sagrados. Hay que respetarlo porque los guardaparques tienen ojos en todas partes. Con respecto al ascenso al Uluru, que parece ser el principal objetivo de un buen número de turistas, no te lo aconsejo. Te ahorraré el argumento paternalista de los muchos accidentes que ocurren cada año. Tan sólo decir que Uluru es un lugar extremadamente sagrado. Los mismos aborígenes tienen prohibido escalarlo. Por una simple cuestión de respeto, no subas arriba.

Lisa Gaillard Gran viajero
101 opiniones en total

En el Parque Nacional de Uluru-Katja Tjuta, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El Uluru es un gigante monolito de color púrpura, de 3,6 km de longitud y que culmina en los 863 metros. Símbolo de Australia, el Uluru es venerado por la tribu aborigen de Anangu.

Aconsejo:
Descubre el Uluru al salir o al ponerse el sol desde los distintos miradores que se han colocado para ello. Infórmate sobre la cultura aborigen en el centro cultural de Uluru-Kata Tjuta. Haz el paseo de Mala Walk. No te olvides de los Montes Olgas a 30 km de Uluru.
Mi opinión

Dudé un poco antes de planear ir a Uluru en mi viaje, por la sencilla razón de que se encuentra ubicado en el medio de Australia. Pero me dí cuenta de que la roca y los Montes Olgas valen el esfuerzo de esos kilómetros por el desierto plano: cuanto más nos acercamos al monolito, la vegetación varía más y nos va arrastrando hacia una agradable profusión de colores: tierras rojas, campos verdes y otros amarillos, de nuevo arena roja y árboles negros carbonizados. Para llegar a la roca tendrás que pagar un derecho de entrada al Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta. Justo fuera del parque te encuentras con varios alojamientos en Yulara (a 20 km de Uluru), que tiene el monopolio de los alojamientos y restaurantes. Desde luego no es el complejo más bonito del mundo, pero si acampas, el precio te resultará bastante razonable y personalmente lo encontré bastante bien. Al entrar en el parque estarás pisando una tierra cultural y sagrada para los aborígenes. Para entenderla mejorî, a un kilómetro de Uluru, no te pierdas la visita al centro cultural. Allí se narra la historia de la región y se muestra además el arte y la cultura aborígen, con la opción de comprar piezas originales.

El descubrimiento de Uluru comienza desde la carretera. Al caer la tarde, se transforma con unos tonos marrón oscuro, destacándose de la hierba amarilla y al ponerse el sol se torna rojiza. Para verlo por la mañana, me levanté a las 4h15, y el aparcamiento del lugar ya estaba repleto. Cuando el sol asoma la punta de su nariz el brillante espectáculo comienza. Es difícil tomar una foto a "la bestia", sin que aparezca una cabeza delante de mi objetivo. Pero con un poco de paciencia, los turistas se marchan bastante rápido (cuando estuve, el lugar se quedó casi vacío 20 minutos después de salir el sol). Te recomiendo ir a conocer esta magnífica roca. Si te atreves, puedes dar la vuelta alrededor de la roca (Base Walk: 10 km en total), o sino hacer como yo el Mala Walk: 2 km de ida y vuelta, una caminata bastante corta (no vayas al medio día cuando hace 40 grados). Puedes ir con un guía, si bien la fauna, la flora y la historia de los aborígenes se explican muy bien en los carteles a lo largo de todo el camino y en el centro cultural. A los pies de esta gigantesca roca, uno se siente realmente pequeño. En algunos lugares sus laderas son más abruptas, y en otras más suavizadas. Durante el paseo nos encontramos con grutas, pinturas rupestres, valles, cuencas, prominencias, y un lugar para recoger el agua al pie de la roca. Recorremos la historia de los aborígenes y sus tradiciones siguiendo las flechas del sendero. Algunos lugares de Uluru son sagrados: así que está prohibido sacar fotografías. Bajo la lluvia, la roca debe ser mágica con todos los surcos negros que han sido marcados en el transcurso del tiempo: se convierte en una auténtica fuente.

Antes la gente escalaba el Uluru, lo cual no sólo era peligroso (pendientes pronunciadas, vientos fuertes, calor), sino además era considerado como una profanación por los aborígenes y una falta de respeto a sus tradiciones. Actualmente todavía se puede hacer cuando el tiempo lo permite, si bien el centro lo desaconseja intensamente (muchas personas han muerto intentando subir por ella). Me sorprendió encontrar en el centro cultural un libro del perdón, destinado a las personas que deseaban pedir disculpas a la comunidad aborígen, por habar escalado el monolito. También hay un libro que te pide escribir tu nombre y tu firma si eres uno de los que no lo han escalado. Me encontré la historia de un suizo que se disculpaba por haberse llevado una piedra del Uluru a su casa y había regresado para devolverla. Él decía que no se había dado cuenta en el momento de la importancia de esa cultura.

Para cambiar totalmente de aires en el corazón del país de los aborígenes, no te pierdas el Uluru durante tu recorrido por Australia.

Viajes y circuitos Uluru

Experiencia añadida !
Puedes añadir otras experiencias a tu proyecto de viaje antes de enviarselo a la agencia local
Ver mi proyecto de viaje