Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Lejos de las rutas convencionales está la sorprendente Detroit

La violencia y la inseguridad no son tan elevadas como en el pasado, pero recomiendo evitar ir solo por ahí si es posible, y coger el coche en vez del transporte público: no por la violencia específicamente, sino por su ineficiencia.

El centro de la ciudad: núcleo artístico y musical

En la parte sur de la ciudad, el centro de Detroit ofrece muchas posibilidades para descubrir la cultura y la historia de la ciudad. Uno de los sitios más interesantes es el Detroit Institute of Art. Está en la avenida Woodward, que lleva el nombre del juez que diseñó el nuevo plan de la ciudad, reconstruida tras el incendio de 1805. Este museo tiene una colección impresionante de obras de arte y artesanía de todas las épocas, e incluye los murales del artista mexicano Diego Rivera.

Diego Rivera, "Detroit Industry"

Realizado por encargo de la fábrica de automóviles Ford en 1932, en la época en que Detroit era una de las ciudades más prósperas de los Estados Unidos gracias a la industria del automóvil, el fresco de Diego Rivera titulado Detroit Industry es un gran ejemplo de subversión artística. En esta obra, Rivera, que era marxista, supo representar veladamente los posibles peligros de la industrua moderna y el productivismo capitalista para los seres humanos y para la naturaleza.

A pocos metros del DIA podemos visitar el museo de arte contemporáneo de Detroit y el museo de la Motown. Éste cuenta la historia de la discográfica Motown, llamada así por el apodo de la ciudad de Detroit, "Motor Town", que marcó un punto importante en la historia de la música en los 60 produciendo a los más grandes artistas del soul y el rhythm & blues.

Más recientemente, en Detroit ha emergido la escena tecno. Muchos DJ's han aprovechado las grandes fábricas y naves abandonadas de la ciudad para organizar grandes conciertos. Desde el 2000, cada año en el mes de mayo Detroit acoge el DEMF (Detroit Electronic Music Festival).

El resto de la ciudad y sus alrededores

Al principio, Detroit fue una fortaleza construida por los franceses, el fuerte Pontchartrain du Détroit, fundado por Antoine de Lamothe Cadillac en 1701. La herencia francesa todavía se encuentra en los nombres de los lugares, como Belle-Isle, el parque situado en una isla más grande de los Estados Unidos. En el río Detroit, que hace de frontera entre los Estados Unidos y Canadá, Belle-Isle es un rincón natural muy popular para ir a pasar el día en familia. Ahí podemos visitar el zoo y ver la torre de Windsor, situada en la otra orilla del río y donde se llega por un túnel subterráneo. 

Otros lugares de interés cultural e histórico en las afueras de la ciudad son Port Huron y Mount Clemens, donde vivió el inventor Thomas Edison. En la calle Heidelberg podemos ver el trabajo de Tyree Guyton, quien desde hace más de 20 años convierte una calle con casas abandonadas en una instalación de arte al aire libre con materiales reciclados.

Los más aventureros pueden explorar los alrededores de la gigantesca Packard Plant, fábrica de coches abandonada que parece venir de un futuro apocalíptico y nos da una idea del desastre industrial que sufrió la ciudad de Detroit.

Claire Perrin
76 contribuciones
Actualizado el 11 agosto 2015