Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Flores y el lago Petén Itza

Durante tu viaje por Guatemala, en el momento de visitar Tikal, el enclave más importante del país, tu camino te llevará inevitablemente a la ciudad de Flores, en los bordes del impresionante lago Petén Itza.

Flores

En pleno corazón de la hermosa región de Petén, la ciudad de Flores debe a su proximidad con Tikal el haberse convertido, poco a poco, en un paso obligado en el transcurso de un viaje por Guatemala. Accesible en autobús o en avión, Flores ofrece todos sus encantos para que pases en el lugar la más agradable de las estancias. Para disfrutar de sus callejas pavimentadas y descubrir el mosaico de colores de las fachadas de sus casas, es preciso salir de la tierra firme al nivel de la horrible ciudad de Santa Elena y cruzar el puente para encontrar la felicidad en esta pequeña isla que es la ciudad de Flores. Es increíble constatar el contraste que existe entre las dos ciudades simplemente atravesando un puente de algunas decenas de metros.

Una vez instalado en alguno de los numerosos alojamientos que encontrarás fácilmente, podrás, por fin, disfrutar de la atmósfera tranquila y despreocupada que impone su ritmo en todas las callejuelas. No existe en la región una etapa más agradable para visitar los alrededores, como por ejemplo el maravilloso enclave maya de Tikal, que se encuentra a solo 1 hora en coche.

Si estás en Flores un domingo, asistirás al desfile de los gauchos que se preparan para el rodeo semanal. No debes perderte las fiestas patronales que tienen lugar todos los años entre el 6 y el 15 de enero si estás en Guatemala en ese momento.

El lago Petén Itza

El lago Petén Itza

La ciudad de Flores no sería, sin ninguna duda, igualmente bella sin el magnífico paisaje que le proporciona el hermoso lago Petén Itza.

Durante el día puedes pedir a un pescador que te lleve en lancha hasta el islote de Santa Bárbara. En el lugar encontrarás el pequeño cementerio maya así como un pequeño museo arqueológico. Otra posibilidad es la de ir hasta el mirador del Rey Canek desde donde tendrás una magnífica vista de todo el lago. Puedes, también, hacer muchas otras excursiones más largas navegando y hacer, por ejemplo, en un día el recorrido por los pequeños pueblos enclavados en las orillas.

Al atardecer en Flores, haz como todo el mundo, vete al puerto de recreo para presenciar la magnífica puesta de sol. No olvides tu bañador para unirte a pequeños (y no tan pequeños) que juegan a lanzarse desde el pontón al agua del lago.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 17 septiembre 2015