Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Quetzaltenango

Informaciones prácticas sobre Quetzaltenango

  • SPA y masaje
  • Montaña
  • Volcán
  • Lugar o Monumento religioso
  • Fiestas y festivales
  • Museos
  • Artesanía
  • Lugar o Monumento histórico
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 3h30 (4 en función del tráfico) en autobús de la capital
Cuándo viajar
Todo el año, preferiblemente entre abril y noviembre
Duración mínima
1 a 2 días

Opiniones de viajeros sobre Quetzaltenango

Mikaël Faujour Gran viajero
37 opiniones en total

Se trata de la ciudad más interesante de Guatemala, "mi" ciudad.

Aconsejo:
Si puedes permitírtelo, deberías hacer de la ciudad tu cuartel general y quedarte por lo menos un mes.
Mi opinión

Menos turístico que Antigua o el lago Atitlán, Quetzaltenango, también conocido con el nombre de Xela (pronunciado como "chela"), es una ciudad en la que se vive muy bien y un punto de partida ideal para conocer Guatemala y, en especial, la región del oeste.

Su centro histórico está lleno de casas coloniales y de edificios neoclásicos que se construyeron en su día a petición del dictador Ernesto Cabrera (1898-1920), un nativo de la ciudad.

Cualquiera que quiera hacer un viaje por Guatemala por un corto periodo de tiempo (3 semanas) hará de su visita una mejor experiencia si pasa por esta ciudad y se queda un par de días. Hay que recorrer sus calles, sus mercados (en especial el mercado central, Democracia y Terminal), ver su teatro municipal y su increíble plaza de América Central, uno de los parques más bonitos del país (comúnmente conocido como "el parque" o "parque central") que está rodeado por edificios preciosos, entre ellos el pasaje Enríquez. Allí encontrarás un gran número de bares y restaurantes muy animados para salir durante el fin de semana, así como la fachada de una de las catedrales más antiguas del país.

En Quetzaltenango, uno puede encontrar restaurantes muy bueno, visitar un cementerio que está bastante bien conservado a pesar del vandalismo (se han llegado a robar trozos de estatuas o barras de hierro). La visita merece mucho la pena durante las noches de luna llena (visita guiada con acompañamiento de un agente local). También se puede ver el "museo de historia natural", que acaba de ser renovado tras haber sido durante mucho tiempo un firme candidato al premio de peor museo del mundo... Otra visita imprescindible es la del museo del costumbrismo nacional, situado en la zona 3. Los guías, todos voluntarios, son muy simpáticos y se encargan de contarte la historia y las costumbres del país con una sonrisa en los labios.

Xela también supone el punto de partida perfecto para visitar los alrededores: Cerro Quemado de Almolonga, Fuentes Georginas y Zunil, los volcanes Santa María y Santiaguito, la laguna de Chicabal, y también los departamentos vecinos de Retalhuleu, Huehuetenango y Totonicapán, que están llenos de maravillas naturales y que los turistas e incluso los autóctonos apenas conocen.

Kalagan Gran viajero
25 opiniones en total

Es una de las ciudades guatemaltecas más agradables para vivir.

Aconsejo:
También va mucha gente a Quetzaltenango para aprender español, porque los cursos son igual de buenos que en Antigua, y más baratos.
Mi opinión

Quetzaltenango, Xela para acortar (se pronuncia "chela"), es la ciudad de Guatemala donde he vivido más tiempo: varios meses y en varias ocasiones. Allí trabajaba en la Alianza Francesa. Es la segunda ciudad más grande de Guatemala y más segura que la capital.

Eso sí, hace un poco de frío. Piensa que está en las montañas, a 2300 metros de altitud. Y esa es la reputación que tiene Xela en todo el país. Te lo dirán todos los guatemaltecos que no viven allí. El centro es muy agradable y animado. Hay muchos bares y restaurantes bastante originales en comparación con el resto del país. A todos los extranjeros que pasan por Quetzaltenango les gusta el ambiente, la plaza central, el pasaje Enríquez...

Xela es también el cuartel general de todos los que quieren hacer excursiones y senderismo por los volcanes de alrededor. Aquí hay un artículo de mi amigo Mikaël, que ha vivido allí más de un año y medio.