Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Lívingston

Informaciones prácticas sobre Lívingston

  • Encuentro locales
  • Playa / Estación Balnearia
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
De 7 a 10 horas de distancia de la capital (coge un barco desde Rio Dulce o desde Puerto Barrios)
Cuándo viajar
De noviembre a mayo
Duración mínima
2 a 3 días

Opiniones de viajeros sobre Lívingston

Mikaël Faujour Gran viajero
37 opiniones en total

Una ciudad única, en el corazón de la cultura garifuna

Aconsejo:
Lo ideal es alojarse en un hotel con bungalows en primera línea de playa, un poco más alejados del casco urbano, y disfrutar de una divina tranquilidad.
Mi opinión

Su nombre tan poco hispano resume de forma simbólica el carácter único de esta ciudad, tan aparte del resto de Guatemala. Empezando por su situación geográfica, ya que está separada de la red vial nacional y se accede a ella solamente en lancha, concretamente desde Puerto Barrios. También, existe una diferenciación étnica, dado que mientras que el resto del país está poblado en su mayoría por indígenas, mestizos (ladinos) y blancos, ya sean de la vieja oligarquía colonial o de las corrientes migratorias más recientes, el Caribe guatemalteco posee una población mayoritariamente negra. También, existe una diferencia cultural, aunque esto no es algo exclusivo de Livingston, puesto que la costa caribeña de Guatemala es parte de una zona transfronteriza donde la cultura imperante tiene ascendencia africana (aportada por ejemplo, por los esclavos negros que huyeron de las islas esclavistas del Caribe). Se trata de la cultura garifuna, que se extiende desde la vecina Belice a Nicaragua y pasa por Honduras, por lo que abarca una gran parte del Caribe centroamericano.

En Lívingston, lugar tranquilo y particularmente adecuado para relajarse, la cultura garífuna está presente en todas partes. Al pasear, la hermosa música Garifuna, que contrasta gratamente con las horribles canciones del reguetón o los extravagantes cantos evangélicos, se escucha en cada rincón. Abundan también los platos típicos garifunos, como el clásico tapado (caldo de marisco, pescado, leche de coco y plátano) que son, evidentemente, muy característicos de la gastronomía de la costa. Por la noche, las fiestas para bailar permiten sumergirse aún más en esta cultura y en su música, que son Patrimonio Mundial Inmaterial de la UNESCO desde 2008. Es difícil no considerar Lívingston como una visita imprescindible durante un viaje a Guatemala. Sus hoteles y bungalows frente a la playa, su tranquilidad, su ritmo relajado y su mar azul (al menos, cuando no está agitado) hacen de esta localidad un lugar de lo más encantador.

Kalagan Gran viajero
25 opiniones en total

¡Bienvenido al Caribe guatemalteco!

Aconsejo:
Es mejor llegar temprano para encontrar un buen hotel con acceso a la playa, a ser posible en las afueras de la ciudad.
Mi opinión

Un grupo de amigos hicimos un viaje en furgoneta de dos semanas por todo el país. Fue un poco por casualidad que pasáramos unos días en Livingston.

Livingston tiene una de las playas con más fama del país. Y no es porque la arena sea finísima y el agua azul transparente, que en realidad no es el caso. Es más por tener un ambiente tan peculiar. En Livingston viven los garífunas, un pueblo que desciende de los esclavos traídos de África central y occidental. El mestizaje cultural afrolatino le da a Livingston y a los pueblos de alrededor un ambiente único, entre la jungla y la playa.

En Livingston hace mucho calor. Cuando el sol apretaba, yo prefería echarme una siesta y guardar energías para la noche, más fresca. Si vas de viaje a Guatemala, verás que nada de lo que veas en el resto del país tiene nada que ver con Livingston. La única forma de llegar a la ciudad es coger un barco desde Río Dulce o Puerto Barrios.

Viajes y circuitos Lívingston