Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Dunedin

Informaciones prácticas sobre Dunedin

  • Familia
  • Romántico
  • Playa / Estación Balnearia
  • Punto de vista
  • Campo
  • Montaña
  • Lugar o Monumento religioso
  • Fiestas y festivales
  • Museos
  • Artesanía
  • Lugar o Monumento histórico
  • Turismo Responsable
  • Imprescindible
5 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 5 horas de Christchurch por carretera
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
1 a 2 días

Opiniones de viajeros sobre Dunedin

Delphine Teisserenc Gran viajero
59 opiniones en total

Capital de Otago, Dunedin es una hermosa ciudad colonial que ha sabido conservar su patrimonio histórico.

Aconsejo:
Quédate unos cuantos días en Dunedin para disfrutar plenamente de su oferta cultural, además de su proximidad con la península de Otago.
Mi opinión

Para mí, Dunedin es la ciudad con más encanto de la Isla Sur de Nueva Zelanda, donde es la vida es muy agradable y donde poder pasar la noche durante tu viaje. Sus numerosos edificios antiguos, y en especial su estación y su antigua penitenciaría, le conceden una elegancia europea muy influenciada por la cultura escocesa. De hecho, si te interesa la historia de Otago, te sugiero que visites el museo Toitu Otago Settlers, que retrata la llegada de los primeros colonos y la evolución de su forma de vida.

Dunedin ofrece también una gran variedad de tiendas exclusivas, que van desde las tiendas de segunda mano vintage a las tiendas de alta gama. Después de pasear por las calles del centro, tomar una copa en una terraza me da la oportunidad de fijarme en la agitación de la ciudad en pleno bullicio.

Por último, una escapada de un día me llevó a la península de Otago, destino ecoturístico por excelencia. Tendrás la oportunidad de conocer una fauna local diversa (focas, leones de mar, pingüinos azules y de ojos amarillo, albatros,...), en un entorno paradisíaco con unos paisajes espectaculares. No te olvides la cámara de fotos.

Floriane Gran viajero
45 opiniones en total

Una ciudad elegante: el punto de partida ideal para explorar la magnífica península de Otago.

Aconsejo:
Dispón al menos de un día para descubrir la península de Otago.
Mi opinión

Además de visitar la ciudad de Dunedin, de encantadora arquitectura victoriana, merecen mucho la pena sus alrededores. Me sedujo la península de Otago, una región salvaje situada a poca distancia de Dunedin. La carretera de esta península es estrecha y sinuosa, bordeando colinas cubiertas de verde, con vistas magníficas sobre el océano: resulta toda una delicia acercarse por allí.

Me fascinó la multitud de animales presentes en esta región: pingüinos, leones marinos y albatros, en su mayoría fáciles de encontrar y observar. Si quieres ver leones marinos en su medio, no dudes en tomar el bonito camino hasta la playa de Sandfly Bay. Aunque te parezcan grandes babosas tumbadas sobre la arena, no conviene acercarse demasiado: ¡por lo visto pueden atacar con rapidez! ¡Y sus 500 kilos pueden llegar a ser una seria amenaza!

También te aconsejo el bonito paseo hasta The Chasm. Si te encuentras allí al finalizar el día, tómate el tiempo de admirar el sol poniéndose en la península desde el aparcamiento. Una de las puestas de sol más bonitas de Nueva Zelanda. 

Si alcanzas Dunedin, no puedes perderte explorar la región de Catlins. Esta región salvaje constituye un concentrado de belleza, apartada de sendas señalizadas: aquí podrás nadar en compañía de delfines de Héctor, admirar pingüinos de ojos amarillos, descubrir preciosas cascadas, etc. ¡En definitiva, una de mis regiones preferidas de Nueva Zelanda! 

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje