Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Importancia de la religión en Venezuela

Junto a la inmensa mayoría católica, durante tu viaje por Venezuela descubrirás que la minoría restante está compuesta de diversas religiones y que el conjunto sigue estando muy apegado a las creencias ancestrales.

Las diferentes religiones

No pasarás mucho tiempo en tu viaje por Venezuela hasta que te des cuenta de la evidencia, el país es mayoritariamente católico. En San Felipe, en Valencia, en Maracaibo, en cualquier barrio de la capital Caracas, o en la más remota aldea, siempre te encontrarás con una iglesia. Aquí la población es un 94% católica. En los últimos años los protestantes han alcanzado tasas del 5%, y el 1% restante se reparte entre unos cuantos judíos, musulmanes, evangélicos, bautistas, adventistas y pentecostales. La religión ocupa un papel muy importante en la vida diaria de la gente, que demuestra un gran fervor. Las grandes fiestas religiosas suelen ser las ocasiones de las grandes ceremonias, procesiones y festividades. La misa dominical atrae cada semana a un gran número de personas, y las iglesias suelen estar llenas de fieles que asisten a los oficios, que en ocasiones pueden llegar a durar varias horas.

En Venezuela

Las creencias ancestrales

En Venezuela, si bien la religión católica es muy importante, no es extraño que esté vinculada a otras creencias tradicionales y otras prácticas ancestrales. Por lo tanto la población no duda en consultar con chamanes y otros muchos hechiceros. Ya sea para curar una enfermedad, que por otra parte se suele considerar mala suerte, como para tomar una decisión importante, o para ayudar a tener éxito en el amor o en el trabajo, los venezolanos creen firmemente en estos rituales. Una pequeña parte de la población también practica el culto de la santería, en donde se combinan ritos africanos, brujería, adivinación y magia. Todas estas prácticas son muy populares, e incluso aquellos que afirman no creer en ellas no se atreverían nunca a hablar mal de ese tema. Es cierto que las nuevas generaciones son menos creyentes en esos ritos, pero pese a ello no están preparadas para hacer frente a estas tradiciones. El tema sigue siendo un tabú.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 11 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje