Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

La magia del gran norte: Yukón

La región más bonita y más salvaje de todas las regiones de Canadá: Yukón, donde se vive la magia del gran norte.

El paraíso de la naturaleza

Ir de viaje por Canadá es sobre todo ir al encuentro de la naturaleza, la verdadera naturaleza, con la que uno sueña por las noches y la uno se imagina cuando pasea por la ciudad. Si es esto lo que estás buscando, entonces no te lo pienses más y vete a Yukón. Es el lugar ideal para ti.

En este territorio, que se encuentra en los confines de América del Norte, vas a poder descubrir parques nacionales extraordinarios, tales como Kluane, Saint Elias o incluso Tombstone. Vas a poder vivir la magia del gran norte durante cualquier estación: el sol de medianoche en verano, que culmina con el solsticio, y la noche polar en invierno, iluminada por el fabuloso juego de luces que producen las auroras boreales en el cielo de Canadá.

Yukón cuenta también con una fauna exuberante, siendo los osos los señores del lugar. Ya sean pardos o grizzly, seguro que tendrás la oportunidad de cruzarte con alguno en tu camino por las carreteras del territorio. Si tienes suerte, puede que incluso te topes con alces, caribúes o los linces que habitan en los bosques boreales...

Un lince

Para los que aman la historia

Yukón es un paraíso para aquellos que se inician en el mundo del senderismo. Se trata (sobre todo) de un territorio en el que la magia del gran norte canadiense se ha visto inmortalizada por generaciones enteras de artistas que son conocidos a nivel mundial. ¿Sabías que Jack London vivió en Dawson City y que fue allí donde encontró la inspiración para componer obras inmortales como lo son "La llamada del bosque" o "Colmillo blanco"? Además también puede visitarse su casa (que ha sido reconstruida), situada justo al lado de la de otro escritor famoso: Robert Service.

Charlie Chaplin, también conocido como Charlot, hizo pasar a la historia el mítico episodio de "La fiebre del oro", al igual que la película que porta el mismo nombre. Toda esta riqueza de la que ha sido testigo el territorio del Yukón (especialmente Klondike) hizo que la región se viera invadida por grupos enormes de europeos deseosos de enriquecerse y de encontrar oro. Un ejemplo es Picsou, que se convirtió en el pato más rico del mundo.


Por último, Yukón es también un patrimonio preservado y cuenta con cabañas de madera que se pueden ver al final de los caminos. Se trata de ciudades fantasmas que apenas se tienen en pie. Se trata además de más de quince pueblos autóctonos que están presentes en la región desde el principio de los tiempos y que sigue perpetuando tradiciones milenarias que por desgracia se están viendo amenazadas...

Yukón es un destino ideal para comenzar o terminar un viaje ideal por Canadá en un ambiente magnífico.

Cedric Tinteroff
119 contribuciones
Actualizado el 9 septiembre 2016