Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Iraq al-Amir

Informaciones prácticas sobre Iraq al-Amir

  • Yacimiento arqueológico
  • Castillo o fortaleza
  • Lugar o Monumento histórico
  • Turismo Responsable
  • Imprescindible
3 / 5 - Una opinión
Cómo ir
A 30 km de Ammán, pero pon el GPS porque es bastante difícil encontrarlo.
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Iraq al-Amir

Camille Griffoulieres Gran viajero
151 opiniones en total

Este pueblo situado en las afueras de Ammán, y en las cercanías del pueblo de Salt ha conservado su arquitectura otomana y su pintoresca belleza en medio de los olivares. Es conocido por sus cuevas y su pueblo del siglo II antes de E.C.

Aconsejo:
No te olvides de hacer un recorrido por el pueblo artesanal de la fundación de la Reina Nour tras haber visitado las cuevas y el castillo, allí te encontrarás hermosos recuerdos, además estarás haciendo una buena acción, pues ayudarás a promover el trabajo de las mujeres.
Mi opinión

Es imprescindible que pases por el pueblo de Iraq al Amir, primero porque es realmente bonito, con sus casas otomanas del siglo XIX muy conservadas y su entorno verde - algo extraño en Jordania - gracias al bosque de pinos y olivos muy mediterráneos. 

El punto culminante de la visita es el castillo, de gran antigüedad. Fue construido en el siglo II antes E.C. por la dianstía judía de los Tobiades. Hircano, a partir de una prominente familia de la aristocracia de Jerusalén, funda la ciudad de Tyros (actualmente Iraq al-Amir) en Transjordania cuando Judea pasa del yugo de Egipto durante el reino de Ptolomeo y Cleopatra al de los Seleúcidas (los persas de Irán). Es notable el buen estado de conservación a pesar de su antigüedad (aún en pie), las columnatas son magníficas, y el tamaño de las piedras nos hace una idea de la enorme envergadura del edificio. Se pueden contemplar los frisos de un pórtico que representan leones y águilas, y se pueden ver las cisternas de agua de lluvia que suministraban agua (sistema bastante moderno para la época). 

Tras el castillo, hay que subir a lo alto del pueblo, allí se encuentran once cuevas excavadas en la ladera de un acantilado. Se observan inscripciones en arameo (en especial la palabra tobiade, confirmando la existencia de esta dinastía en el lugar). 

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje