Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Congo

Poto-Poto, un barrio muy artístico

Poto-Poto es el barrio más antiguo de Brazzaville (y mi zona preferida). En la actualidad sigue siendo un barrio central que linda con la meseta (en el sur) y la llanura (en el sureste). A medida que la ciudad atrae a nuevos habitantes y se extiende, los barrios de Moungali (en el norte de Poto-Poto) y Ouenzé (en el noreste) también se desarrollan.

Un barrio antiguo, al norte de la Basílica de Santa Ana

De hecho, es en esta basílica donde debes comenzar la visita a Poto-Poto: a la izquierda de la avenida de la Paz, desde la estación de tren, se levanta esta elegante iglesia que mezcla la arquitectura europea de los años 1940 con prácticas locales (puntas de lanza características del norte del Congo, túneles de bambú de Mayombe, cases obus del territorio del Chad...). Antes de continuar el recorrido, fíjate en las magníficas tejas verdes. Hay unas 200.000 en total. Puedes comprobarlo si quieres...

Detalle de una tela tradicional

Si sigues por la avenida de la Paz, verás un gran número de comercios muy concurridos donde podrás hacer algunas compras o incluso elegir una tela tradicional con motivos de colores para que, por un módico precio, una de las modistas de la zona te confeccione una bonita prenda a partir del modelo que elijas. Uno de los atractivos de Poto-Poto es su ambiente animado, fruto de una mezcla de ciudadanos congoleños y africanos que tienen orígenes diferentes y proceden de etnias diversas.

Jean Iloki y Eugène Malonga para principiantes

Cuando llegues a la rotonda de Moungali, pregunta por la escuela de pintura de Poto-Poto, una gran cabaña cubierta por un tejado de metal y situada en un terreno arbolado. Este lugar fue fundado en 1951 por un francés, Pierre Lods, para reunir a grandes talentos: Eugène Malonga, Jean Balou, Nicolas Ondongo, Jean Iloki, Félix Ossali, Marcel Gotène…

Estos pintores, instalados en Poto-Poto, desarrollaron su estilo artístico en esta escuela. Algunos alcanzaron un gran éxito internacional y, de hecho, ya se habla de un estilo de pictórico propio de Poto-Poto, siendo especialmente conocidos los «Mikés» o «Mikeys». Esta escuela, cuya existencia se basa en la práctica de pintores con talento y en la transmisión de conocimientos a las generaciones futuras, se ha perpetuado de tal forma que hoy en día es fácil ver a uno de estos artistas en pleno proceso creativo. Otra oportunidad para meter los colores cálidos del Congo en tu maleta.

Marie TSOUNGUI
133 contribuciones
Actualizado el 7 diciembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje