Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Molinos

Guía de viajes a Argentina

Informaciones prácticas sobre Molinos

  • Lugar o Monumento religioso
  • Lejos de los caminos trillados
2 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 1h de Cachi y a 2h de Cafayate por carretera
Cuándo viajar
Todo el año, pero infórmate sobre el estado de la carretera entre diciembre y marzo durante la estación de las lluvias.

Opiniones de viajeros sobre Molinos

Fanny Dumond Gran viajero
64 opiniones en total

Molinos, en el noroeste, es una parada agradable entre los pueblos de Cafayate y Cachi.

Aconsejo:
Es acertado llegar a Molinos a la hora de comer porque no existe otro pueblo o restaurante entre Cafayate y Cachi.
Mi opinión

Llegué a Molinos a la vuelta de Cafayate y de la Quebrada de las Flechas. En el mismo día, había pasado en unas horas de un pueblo animado y con paisajes de viñedos a un decorado lunar, árido y rocoso.

La llegada a Molinos me sorprendió también por su ambiente de otra época. La iglesia de San Pedro Nolasco de los Molinos, edificada en 1692, es una verdadera joya de la arquitectura colonial de estilo barroco. En el interior, me gustaron particularmente los tejidos artesanales y las estatuas realizadas por los artesanos indígenas de la provincia.

Otra visita interesante en Molinos, la reserva de vicuñas, mamíferos típicos de la región. Un descubrimiento que encantará a grandes y pequeños para los que viajan en familia.

Eva Martin Gran viajero
205 opiniones en total

Ciudad de los valles Calchaquíes, en el noroeste argentino, entre Cafayate y Cachi.

Aconsejo:
Si no tienes un vehículo particular, sigue tu camino. Llegar y salir de allí es complicado y caro.
Mi opinión

No guardo un recuerdo extraordinario de los Molinos, al contrario. Sin embargo, la región donde se encuentra la aldea es, simplemente, espléndida y ofrece un montón de cosas para descubrir. Mi lugar favorito alrededor de Salta es, sin ninguna duda, Cachi.

Siguiendo el consejo de un famoso guía de viaje francófono, fui a Los Molinos para descubrir su arquitectura, supuestamente digna de Cuzco en Perú. Una descripción más que tentadora... Y, como mínimo, exagerada. Es verdad que la iglesia es bonita pero no vale la pena el desvío forzado de 50 km sobre una pista caótica (que implica un trayecto largo y peligroso) Creo que lo más aburrido fue abandonar el lugar. Pocos turistas y, por tanto, nada de autobús para ir a Cafayate, eventualmente taxis privados; pero allí la carrera es muy cara. Así que opté por hacer dedo y, por suerte, al cabo de algunas horas, encontré la única alma buena que hacía el trayecto en cuestión y estaba dispuesta a llevarme a pesar de las restricciones de las compañías de seguros locales en cuanto a los autoestopistas... ¡uf!

En resumen, evito, por lo general, despreciar los lugares que he visitado, pero ¿qué decir aparte de que esta escala me pareció un verdadero infierno? Sea como sea, los Molinos está verdaderamente muy, muy lejos de formar parte de las visitas imprescindibles cuando se trata de un viaje por Argentina,