Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Buenos Aires y sus singulares barrios

Al llegar a Buenos Aires durante tu viaje a Argentina te darás cuenta de que en la capital existe una gran diversidad entre sus diferentes barrios. Vamos a dar una vuelta.

Los diferentes barrios

Cuando emprendas tu viaje a Argentina, al llegar a su capital, Buenos Aires, podrías comenzar tu visita, por ejemplo, por el barrio del Centro. Se trata del auténtico corazón de la ciudad y la Plaza de Mayo constituye el centro del centro. Es en este lugar donde el pueblo se ha reunido siempre en los momentos más importantes de la historia del país. Alrededor de ella se encuentra la bonita Catedral Metropolitana, que en 1580 no era más que una pequeña iglesia de adobe. También podrás visitar el Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo, así como admirar el Palacio Municipal y la Casa Rosada, que es la sede del poder ejecutivo del país. Además, en este barrio podrás descubrir el Museo del Bicentenario, la Manzana de las Luces, la Farmacia de la Estrella, la Librería de Ávila (la más antigua de la ciudad), el Congreso Nacional, el Teatro Colón, el Obelisco, las avenidas de Mayo, 9 de Julio y Corrientes, la Calle Florida y la Plaza San Martín, entre otros muchos lugares, edificios y monumentos.

El barrio de Recoleta es interesante sobre todo por su cementerio. Las tumbas son auténticos mausoleos, estos lugares de descanso eterno son muy selectos. En las tumbas solo encontrarás nombres de personajes célebres, nombres que también verás en el callejero. Eva Perón descansa en este lugar. No te pierdas tampoco el maravilloso Museo Nacional de Bellas Artes, que cuenta con numerosos tesoros de un valor incalculable.

Puerto Madero ha cambiado mucho. Antaño fue un barrio de muy mala fama, pero actualmente es el lugar de moda de Buenos Aires. En este barrio no te puedes perder la Fragata ARA Presidente Sarmiento y el esbelto Puente de la Mujer.

En Palermo podrás visitar el Museo Evita, el parque de Palermo y los muchos jardines que alegran la capital con su vegetación.

San Telmo es uno de los barrios más típicos de la ciudad. Este es el barrio de los anticuarios y los vendedores de artículos de segunda mano. Podrás ver a numerosas parejas bailando tango en la Plaza Dorrego, cerca de la calle Defensa.

En cuanto a Belgrano, es sobre todo un barro residencial, sin mayor interés que su agradable Plaza Belgrano.

El barrio de La Boca

La Boca

La historia de Buenos Aires está estrechamente vinculada a la del barrio de La Boca. Este mítico barrio se encuentra en el emplazamiento exacto en el que nació la ciudad. Decir que La Boca no tiene nada que ver con Buenos Aires ni con Argentina es quedarse corto. Existe una auténtica identidad, un sentimiento de pertenencia real y un fuerte deseo de independencia y de diferenciarse del resto de la ciudad y del país. Las fachadas del barrio muestran con orgullo mensajes como: “Bienvenidos a la República de La Boca”. En este barrio, sus habitantes son boquenses antes que porteños o argentinos. Actualmente, aunque el turismo ha dejado su impronta en Caminito, el resto del barrio sigue siendo bastante pobre. Antiguamente los inmigrantes eran griegos, turcos e italianos, actualmente la mayoría son bolivianos. Pero todos tienen algo en común: vienen a este lugar de mestizaje cultural en busca de un futuro mejor. Lamentablemente, tanto la actividad portuaria como las industrias, han sufrido un gran declive. Sin embargo, a pesar de este triste panorama, La Boca ha sabido conservar su encanto, tan único como particular.

La historia comenzó en los años 20. Benito Quinquela Martín, un niño abandonado y recogido por una familia del barrio, se acabó convirtiendo en un famoso pintor. Mandó construir una escuela para los niños más desfavorecidos y solicitó a los habitantes del barrio que le ayudaran a pintar sus fachadas. Los vecinos acudieron en masa con sus cubos de pintura y el resultado fue tan brillante que los colores acabaron invadiendo las fachadas de las viviendas de todo el barrio. Es por ello que actualmente La Boca es un auténtico patchwork sobre fachadas de chapa. Azul, amarillo, rojo, verde... La Boca es un magnífico arcoíris. La pobreza desaparece bajo las pinceladas vivas y llenas de color. Es increíble. Te sentirás muy bien en este lugar. Muchos son lo que te dirán que se trata de un barrio peligroso, pero esa afirmación es muy exagerada. Sentirás las buenas vibraciones y su atmósfera te encantará.

La Bombonera, con un aforo de 50 000 personas, es un estadio que cuenta con una de las hinchadas más apasionadas del mundo. Maradona, que portó durante muchos años la camiseta xeneize azul y oro, es para sus aficionados un auténtico Dios. El museo del club alberga verdaderos tesoros, ya que cuenta con un sinfín de trofeos. Continúa tu visita por las gradas del estadio. Incluso vacío es impresionante. Si tienes la oportunidad, asiste a un partido y disfruta del impresionante ambiente que crean sus aficionados.

David Debrincat
477 contribuciones
Actualizado el 5 agosto 2019