Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Belem

Informaciones prácticas sobre Belem

  • Reserva natural / Observación de Fauna / Safari
  • Isla
  • Puerto
  • Arroyo / Río
  • Lugar o Monumento religioso
  • Fiestas y festivales
  • Música
  • Museos
  • Artesanía
  • Lugar o Monumento histórico
  • Imprescindible
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A tres horas y media de Río de Janeiro en avión
Cuándo viajar
Todo el año
Duración mínima
2 a 3 días

Opiniones de viajeros sobre Belem

Delphine Teisserenc Gran viajero
59 opiniones en total

Situada en la orilla del Amazonas, Belém es una ciudad con un gran patrimonio arquitectónico, que ofrece numerosos lugares de interés turísticos.

Aconsejo:
Si acudes a Belém un domingo, no te puedes perder el mercado de artesanía, lleno de vida brasileña.
Mi opinión

Después de haber trabajado durante un tiempo en la ciudad, puedo afirmar que Belém no tiene nada que envidiar a sus ciudades vecinas, Manaos y Santarém. Está situada en la desembocadura del río Amazonas, de modo que cuando el calor se haga insoportable, te recomiendo que te dirijas a Estação das Docas y te sientes en la terraza de algún bar para disfrutar de la cerveza local, llamada “Amazonas”. Los más golosos podrán degustar un delicioso sorbete de frutas locales, como el copoazú y el asaí, en Cairu, la mejor heladería de la ciudad.

Pero sobre todo, no debes perderte Ver-o-Peso, un mercado situado en la orilla del río que inicia su actividad todos días desde las 4:00 h, con la llegada de los primeros pescadores. Te sugiero que visites los puestos de artesanía, que ofertan piezas únicas fabricadas por las tribus indígenas. Es un lugar ideal para comprar souvenirs.

Por último, una excursión por el río en una embarcación tradicional me dio la oportunidad de observar la fauna y la flora de los alrededores y recorrer los pequeños brazos del río, llamados igarapés. Para aquellos que no hayan tenido la oportunidad de ver las especies que habitan en la selva, se antoja fundamental la visita al parque Emílio Goeldi, un pequeño bosque primario ubicado en pleno corazón de esta ciudad brasileña.

Anne-Laure Paffenholz Gran viajero
13 opiniones en total

Vistos desde el aire, los rascacielos de Belém sobresalen en el estuario y contrastan con el aspecto salvaje y exuberante de las orillas cercanas. Esta ciudad, abierta hacia el océano y hacia la selva, constituye la Gran Puerta de la Amazonia. 

Aconsejo:
Date una vuelta por el puerto para ver los barcos volver de la pesca. A dos pasos de allí tienes el mercado Ver-o-Peso, con una amplia gama de productos amazónicos para comer sobre la marcha. También tienen buenas cervezas locales. Incluso me topé con algunas pociones mágicas.
Mi opinión

Llegué a Belém un domingo. Había ambiente de mercado por la Praça da República. Los grandes monumentos de la ciudad rememoran su época dorada como capital del caucho. Había un parque en el centro del mercado y aproveché para tumbarme un rato en la hierba, a la sombra de un gran mango. Se me acercó un rasta y le compré a un bombón de chocolate. Al cabo de unos minutos volvió gritando: " Chuva, chuva !" ¿Lluvia? ¡Pues sí! Al poco rato empezó a descargar. Más adelante aprendí a reconocer esa brisa que anuncia que va a empezar a llover. Por el momento, fui a refugiarme un poco más lejos y esperé a que volviera a brillar el sol amazónico. 

Si Belém es la Puerta de la Amazonia, desde luego que no vamos a quedarnos en el umbral. Ir a Belém es hacer una avanzadilla en la selva: puedes ver a los loros juntarse en la isla dos Papagaios al amanecer, puedes explorar la inmensa isla de Marajó (el "escudo del océano"), que está en la desembocadura del Amazonas, o visitar a los ribeirinhos, que viven en los márgenes de los ríos de toda la región. Belém les enseña el camino a los viajeros que quieran descubrir la Amazonia y admirar su belleza.