Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Iquitos y su barrio flotante, en el corazón de la Amazonía

Déjate cautivar por la humedad de su clima y la calidez de sus habitantes: la visita a Iquitos, supone descubrir una Perú totalmente distinta.

Iquitos, en el corazón de la Amazonía

Esta ciudad de 400 000 habitantes, es la más grande del departamento de Loreto y la quinta de Perú. Solo se puede acceder por vía aérea o fluvial. ¡No existe ninguna ruta terrestre que permita acceder a Iquitos, en el corazón de la Amazonía, desde el resto de regiones de Perú!

Iquitos es el punto de partida ideal para una excursión por la selva. Desde aquí, los visitantes tienen un gran número de opciones. En lo que respecta a las excursiones, seguramente habrás escuchado hablar de la ayahuasca, una planta alucinógena muy famosa entre los turistas. Pues bien, Iquitos es un pequeño paraíso para aquellos que quieran iniciarse en el turismo chamánico, pero hay que ser prudente a la hora de aventurarse en este tipo de experiencias espirituales, algunos de los chamanes son unos simples charlatanes, por lo que experiencia podría acabar derivando en una situación bastante desagradable. 

¡Si por el contrario deseas realizar una visita más clásica, una buena opción es descubrir Iquitos a bordo de una mototaxi! ¡Estos vehículos de colores han invadido la ciudad! Durante tu visita a Iquitos, podrás observar algunos edificios realmente bellos, patrimonio arquitectónico de la época dorada del caucho, cuando la industria estaba en pleno apogeo. Actualmente, los edificios parecen estar abandonados a su suerte.

También debes visitar el Malecón, un paseo a lo largo de la orilla del río. Es la zona más turística de la ciudad y ofrece unas excelentes vistas del barrio flotante de Belén.

El barrio flotante de Belén

Belén y su barrio flotante

Para comenzar poco a poco la visita a Belén, lo mejor es empezar por su gran mercado. Se trata de un lugar único, donde podrás descubrir una gran cantidad de frutas exóticas, ver peces que parecen prehistóricos y comer tortuga, cocodrilo, larvas... - En pocas palabras, es un excelente lugar para iniciarse en la cocina típica de la selva.

La verdad es que la “Venecia de Loreto” no se puede comparar con la romántica ciudad italiana. Pero el hecho de que sus casas de madera y uralita estén construidas sobre palafitos, le aporta un toque de exotismo y es un buen reclamo para los turistas. El barrio flotante de Iquitos está construido siguiendo el curso del río, en terrenos inundables. El barrio crece cada año un poco más, acogiendo a nuevos habitantes de otras comunidades más alejadas. A menudo, se mudan a la ciudad en busca de nuevas oportunidades para sus familias, ya que por ejemplo, pueden llevar a sus hijos a la escuela secundaria, algo que no es habitual en las comunidades autóctonas. A veces, también acuden a la ciudad para vender o intercambiar sus productos, para aprovisionarse con otros productos que no se pueden conseguir en el interior de la selva. Esta zona sufre una situación de pobreza extrema, lo que ha derivado en un alto índice de delincuencia, mayor que en el resto de Iquitos, por lo que debes ser muy prudente durante tu visita.

Mucho cuidado durante tu estancia en esta región de Perú, ya que probablemente seas el objetivo de un gran número de mosquitos de la selva tropical, que no tendrán ninguna piedad de ti. ¡Te recomiendo que lleves puesta ropa ancha, ligera y cómoda, así como un buen antimosquitos!

Emilie Couillard
173 contribuciones
Actualizado el 21 mayo 2015