Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Purmamarca

Guía de viajes a Argentina

Informaciones prácticas sobre Purmamarca

  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Desierto
  • Montaña
  • Patrimonio Mundial de la Unesco
  • Imprescindible
  • Lejos de los caminos trillados
4 / 5 - 3 opiniones
Cómo ir
1 hora en autobús desde Jujuy
Cuándo viajar
De marzo a noviembre
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Purmamarca

Fanny Dumond Gran viajero
64 opiniones en total

Pueblo minúsculo de la provincia de Jujuy, al norte de Salta, Purmamarca es conocido por su célebre Cerro de los Siete Colores..

Aconsejo:
Purmamarca es el mejor pueblo para comprar artesanía. Su mercado en la plaza central del pueblo es una auténtica maravilla. Ten cuidado de no perder la cabeza como me pasó a mí. Cierra a la hora de la siesta, pero vuelve a abrir por la tarde.
Mi opinión

El pueblo de Purmamarca se encuentra en una ubicación ideal, en la carretera entre Salta y los pueblos más septentrionales de Tilcara y Humahuaca. A pocos kilómetros se encuentra un sitio imprescindible del noroeste argentino: Salinas Grandes.

Llegando a Purmamarca, me sorprendió y me cautivó este pueblo con ambiente de Lejano Oeste: aire seco, polvo y casitas bajas de adobe. Este pueblo, muy frecuentado durante el día, se queda de nuevo tranquilo al caer la tarde. Ese es mi momento preferido.

La visita obligada de Purmamarca es, por supuesto, el Cerro de los Siete Colores, que domina el pueblo desde lo alto de sus laderas multicolores y variopintas. Es la formación geológica más impresionante de la región. Durante tu visita a Purmamarca, te recomiendo tomar el sendero que rodea la colina, bien al amanecer o al atardecer. ¡El espectáculo es grandioso, te lo garantizo! 

Virginie Bigeni Gran viajero
51 opiniones en total

Purmamarca es un pueblecito encantador de la provincia de Jujuy, en el norte de Argentina. Debido a la presencia del magnífico Cerro de los Siete Colores como telón de fondo, el pueblo ahora es bastante turístico.

Aconsejo:
¡No dudes en pasar allí la noche! Purmamarca es un destino muy agradable, y, además, conserva un ambiente muy auténtico. Se pasea muy a gusto por allí al caer la tarde, con la tranquilidad y la puesta de sol.
Mi opinión

Purmamarca está en una ubicación ideal. En el centro de la Quebrada de Humahuaca, una de las regiones más bonitas y sorprendentes de Argentina, es muy agradable pasar allí la noche tras un día de carretera. El pueblo es muy pequeño, pero no por ello carece de encanto. Me pareció que el ambiente que se respiraba era muy tranquilo. Hay turistas sobre todo por la mañana, ya que van a visitar el Cerro de los Siete Colores, pero, de pronto, al caer la tarde, cuando dejes la maleta en uno de sus pequeños y auténticos hoteles, ya que has tenido la gran idea de pasar allí la noche, es un auténtico placer pasear por sus callejuelas, con las colinas rojizas de fondo. Una agradable experiencia durante un viaje por Argentina, en mi opinión.

Su origen se remonta al siglo XVI. La ciudad se encuentra sobre la antigua ruta de los incas. Sus principales atracciones son su pequeña iglesia y su casco antiguo, donde tiene lugar el mercado de artesanía. Es típico, refinado, exquisito, ¡y muy tranquilo! Conservo recuerdos muy agradables de allí.

David Debrincat Gran viajero
684 opiniones en total

A 65 km de Jujuy, el pueblo de Purmamarca, en pleno corazón de la Quebrada de Humahuaca, alberga un fenómeno geológico único, una montaña de 7 colores. ¡Algo insólito!

Aconsejo:
Es necesario ascender a la cima del Cerro Morado, situado frente al pueblo, para tener las mejores vistas del llamado Cerro de los Siete Colores.
Mi opinión

Durante mi viaje a Argentina, comencé mi ruta por el noroeste del país partiendo desde Chile. Al hacer una parada en el pequeño poblado de Purmamarca, descubrí el lugar más increíble de toda la Quebrada de Humahuaca, el Cerro de los Siete Colores.

Tonos violetas, amarillos, verdes, azules, rojos, rosas y beige en una misma montaña. Algo increíble. ¿Cómo es posible que exista una maravilla así? Es realmente espectacular. Una vez que llegues, te recomiendo que comiences haciendo un recorrido por el Paseo de los Colorados. 3 kilómetros a lo largo de un camino que rodea esta paleta natural gigante. Dependiendo de donde te encuentres, el sol ilumina la montaña de un modo distinto, dando diferentes matices a cada color del cerro.

Tras esto, lo ideal es ascender hasta la cima del Cerro Morado y alcanzar así la altura necesaria para poder vislumbrar completamente el paisaje que ofrecen el pueblo y el Cerro de los Siete Colores. Pero cuidado, las violentas rachas de viento hacen que en ocasiones la ascensión pueda llegar a ser realmente peligrosa. Sin embargo merece la pena, al llegar arriba descubrirás una maravilla de la naturaleza que te dejará sin aliento. ¿He dicho ya que es increíble? Ah sí, ¡no me canso de repetirlo!

Viajes y circuitos Purmamarca