Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Dire Dawa, la antigua ciudad francesa de Etiopía

Dire Dawa, ubicada al este de la capital, Addis Abeba, es la segunda ciudad más grande de Etiopía en cuanto a número de habitantes. Se trata de la única ciudad del país con características de ciudad colonial. Sin embargo, Etiopía es uno de los pocos países africanos que nunca ha sido colonizado, a pesar de que vivió cinco años de ocupación italiana, desde mayo de 1936 a mayo de 1941. Los italianos fueron expulsados por las fuerzas del emperador Haile Selassie I, con la ayuda de los británicos.

La historia de la ciudad

La ciudad de Dire Dawa fue fundada por la Compañía Imperial de los Caminos de Hierro Franco-etíope en 1902 (y no por los invasores fascistas). La línea ferroviaria que comenzaba en Djibouti (colonia francesa en aquella época) vio construida su estación terminal en 1912. Se extendió hasta la capital para convertirse, en 1917, en la línea de ferrocarril Djibouti-Addis Abeba, que abría a Etiopía un acceso al mar.

Dire Dawa supuso durante mucho tiempo la terminal de la línea y albergaba los talleres de reparación y mantenimiento de los ferrocarriles, con trabajadores cualificados para tal misión. Todo esto dejo huellas que persisten hasta nuestros días: la antigua estación y los depósitos se convirtieron en un fantástico museo del ferrocarril, tanto las bicicletas, como los coches Renault de la compañía siguen circulando y muchos de ellos se han transformado en taxis. En el año 1974, vivían en la ciudad alrededor de 3000 franceses. Actualmente, la influencia francófona sigue viva, ya que la ciudad alberga la 2ª Alianza Francesa del país (la otra, lógicamente, está situada en la capital), que ofrece cursos de francés, pone en marcha actividades culturales y gestiona el Club des Cheminots (club de los ferroviarios) y el de petanca.

La ciudad está dividida en dos partes, por un lado de la "ciudad europea", llamada Gezira (o Kezira), con sus amplias avenidas arboladas y grandes viviendas de piedra. Y por el otro, el "pueblo indígena", llamado Magala, con sus pequeñas casas de madera y sus estrechas y concurridas calles. En medio de ambas, discurre el río Dechatu. Esta disposición es similar a la de las ciudades coloniales.

Visitas imprescindibles

Museo del Ferrocarril

La antigua estación de Dire Dawa, con sus depósitos de viejos vagones, ha sido transformada en un museo del ferrocarril franco-etíope. Situada en una plaza dominada por una locomotora erigida como monumento, la estación sigue aún pie con una arquitectura de clara influencia francesa. Enfrente, un hotel-restaurante da la bienvenida a los clientes habituales. A la izquierda, se encuentra la entrada. Si conoces el idioma, una de las guías habla francés y podrá acompañarte durante la visita. Trabajó en la estación, al igual que su padre, antes del cierre de la línea de ferrocarril. Te llevará a los talleres de reparación, donde podrás ver escritos redactados en francés y en amárico. También visitarás el cementerio de locomotoras y podrás montarte en algunas de ellas. Finalmente llegarás a la estación. Este lugar es un remanso de paz y tranquilidad y se encuentra techado, es decir a la sombra. Un auténtico placer, teniendo en cuenta las altas temperaturas de la región.

La ciudad no es excesivamente grande, por lo que podrás recorrerla en pocos días. El museo, la Alianza Francesa y el palacio, se encuentran en Gezira, que es muy agradable para pasear. Tras esto debes cruzar el río y visitar Magala, especialmente su mercado, conocido como "Taiwan", para impregnarte del ambiente más auténtico de Dire Dawa y conocer a su gente. Encontrarás telas de colores y ropa, pero también champús, relojes de pared o de péndulo: ¡podrás comprar de todo!

Loleh Rustenholz
28 contribuciones
Actualizado el 4 mayo 2016