Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Seguridad en Laos, un país seguro

Aunque, como en todas partes, es posible encontrarse con personas maliciosas o deshonestas, todavía es muy raro y el país es muy seguro. Respetando, obviamente, las normas básicas de seguridad, no te va a pasar nada durante tu viaje a Laos

Los peligros potenciales

Laos es, sin duda, uno de los países más seguros del continente asiático. Al contrario que países vecinos como Tailandia, Vietnam, China e incluso Camboya, Laos está todavía en sus primeros pasos con el turismo. El país aún esmuy auténtico y pintoresco, y la pequeña delincuencia no está todavía realmente desarrollada.

Las posibilidades de robo y asalto son rarísimas. Eso sí, algunos carteristas pueden ejercer sus talentos en el transporte público o en los mercados, pero también es poco común.

Sin ser un peligro real, el principal inconveniente que encontrarás durante tu viaje a Laos ​​serán los impuestos totalmente desorbitados de los que serás víctima. Pagar entre 5 y 10 veces más no es algo raro, si uno no presta atención.

Un último apunte sobre las drogas. Laos es uno de los mayores productores de opio del mundo. Una ciudad como Vang Vieng se ha convertido en toda una especialista en este mercado, atrayendo a miles de turistas que acuden especialmente para eso. Incluso los restaurantes ofrecen hongos alucinógenos, opio y, más discretamente, heroína en sus menús. A pesar de este ambiente lamentable, no creas que se trata de una ciudad sin ley. La posesión, el consumo o el tráfico de drogas está multado con 500 euros, a pagar en efectivo a la policía, en el mejor de los casos. Si das con un policía incorruptible te arriesgas hasta a la pena de muerte.

Esta bebida tiene dientes

Cómo evitar los problemas

Aunque Laos sea un país muy seguro, eso no quiere decir que puedas comportarte de cualquier forma. No hagas ninguna muestra ostentosa de riqueza y evita el aspecto de turista ingenuo y crédulo con un fajo de blletes en la mano y la cámara de fotos alrededor del cuello.

En el caso excepcional de un asalto, no te resistas y permanece lo más tranquilo posible. Nunca guardes todo tu dinero en un solo lugar y lleva siempre una cantidad de fácil de acceso, que podría ser suficiente para tu asaltante.

Para hacer frente a los intentos de estafa, infórmate sobre las tasas de aduana y negocia siempre con firmeza todos los precios.

En cuanto al problema de la droga, un solo consejo, no tientes al diablo y no te acerques siquiera al ambiente de Vang Vieng.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 7 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje