Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Descubre Recife y sus alrededores

Recife es conocida en Brasil por su clima de inseguridad, pero también por su cercanía con las ciudades turísticas de Olinda o Porto da Galinha. Sin embargo, si te tomas el tiempo de pasear por las calles de la capital del estado de Pernambuco, descubrirás una ciudad donde se mezclan modernidad e historia.

Recife, ciudad entre dos ríos

Emplazada entre los ríos Capibaribe y Beberibe, la ciudad de Recife se construyó al borde del océano atlántico en el siglo XVI. Dentro del centro histórico se erigen varios vestigios de la época colonial situados en torno a la iglesia del mismo periodo, Matriz de Santo Antonio, levantada por los holandeses. Casas de colores, construcciones barrocas... el centro de Recife, a pesar de no estar muy bien mantenido, fue un lugar por el que me encantó pasear.

En la orilla derecha del río Capibaribe, no lejos del barrio de Santo Antonio, se halla el mercado de São José, uno de los más conocidos de Brasil. Situado en un edificio del siglo XIX, este mercado constituye un verdadero zoco, frecuentado sobre todo por los habitantes y muy poco por turistas. Aquí encontrarás todo lo que puedas imaginar: bolsas de cuero, muñecas tradicionales del nordeste de Brasil y los frutos más exóticos. Me encantó Recife, pero es una pena que la ciudad sufra continuos problemas de inseguridad. No te aconsejo pasearte de noche por la zona.

Olinda, capital histórica de la caña de azúcar

¿Cómo se podría visitar el estado de Pernambuco sin pasar por Olinda? Recomiendo totalmente que te pases por este lugar de visita obligada al nordeste de Brasil.
Recife tiene fama de ser, ante todo, un punto de partida ideal para los viajeros que desean visitar la región. Localizada a apenas 10 km al norte, la ciudad de Olinda, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, resulta una verdadera joya.

A pesar de que el estado de conservación de la ciudad es crítico, su centro histórico, fundado en el siglo XVI por los portugueses y luego reconstruido por los holandeses en el siglo XVIII, constituye todo un conjunto de construcciones barrocas y jardines verdes, con el broche final que ofrece una de las más fantásticas vistas posibles sobre el océano Atlántico. La arquitectura de la ciudad recuerda a los visitantes que esta población fue uno de los máximos exponentes de la caña de azúcar al norte de Brasil.

Porto das Galinhas, la playa más bonita de Brasil

A 600 km al sur de Recife, los amantes de las playas podrán deleitarse en Porto de Galinhas, playa que sido premiada varias veces como una de las más bonitas de todo Brasil.

Una de las piscinas naturales de Porto das Galinhas

Aguas de un azul verdoso casi transparente, arena fina, piscinas naturales con aguas a casi 30 grados... una de las playas más conocidas del país. Porto das Galinhas puede apreciarse mejor durante la temporada baja, ya que se encuentra algo saturada durante el periodo diciembre-enero y en julio (vacaciones escolares brasileñas). Una vez hayas disfrutado de la playa, toma un jangada (especie de barco local) para desplazarte hacia una de las piscinas naturales. Supone una sensación excepcional bañarse en el agua caliente, a cubierto de las olas y disfrutando de la vista sobre el río.

Adeline Haverland
35 contribuciones
Actualizado el 19 octubre 2015