Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Boca da Corrida

Informaciones prácticas sobre Boca da Corrida

  • Isla
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Montaña
4 / 5 - Una opinión
Cómo ir
A 40 min en coche desde Funchal
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Boca da Corrida

Adeline Haverland Gran viajero
35 opiniones en total

Uno de los miradores más famosos de Madeira, la Boca da Corrida se sitúa a más de 1000 metros de altitud y ofrece una hermosa vista del Curral das Freiras.

Aconsejo:
El mejor momento para disfrutar de la impresionante vista del Curral de Freiras es muy temprano por la mañana. No dudes en salir de Funchal hacia las 4h30 de la mañana para disfrutar de la salida del sol desde el mirador. 
Mi opinión

Desde Funchal, la Boca da Corrida es uno de los lugares de más fácil acceso. Por desgracia, durante mi primer intento de visitar la Boca, el tiempo muy nublado no me permitió disfrutar de la famosa vista sobre el Curral das Freiras. Aproveché la oportunidad para comenzar la caminata más famosa de la isla: el camino real hacia Encumeada.

Esta antigua ruta pavimentada era una de las principales vías de circulación para las personas de Madeira. Todavía hoy es posible ver las huellas de tiendas que existían entonces en el camino. Además del aspecto histórico, la marcha me marcó especialmente por la vista sobre el valle de Curral das Freiras que se extiende a mis pies. A pesar del débil desnivel, la caminata es relativamente difícil. Pero las vistas que se ofrecen a cada nueva cima compensan la dificultad. La más impresionante para mí fue la que descubrí desde Passo de Ares después de 45 minutos de subida. Desde Passo de Ares, el tiempo despejado permite ver la costa de la isla hasta Paul do Mar.

La marcha es también la ocasión para descubrir algunas especies de aves raras, por desgracia el día en el que fui no tuve esa oportunidad. Al final de los 13 kilómetros, además de la fatiga, queda la satisfacción de haber hecho uno de los trayectos más históricos de la isla de Madeira.