Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

¿Myanmar, un destino de playa?

Después de aventurarte por los bosques birmanos y visitar un montón de templos, seguramente te apetezca darte un gustazo con un poco de reposo y relajación. No lo dudes: en cuestión de playas y cocoteros, el golfo de Bengala y el mar de Ardamán saben satisfacer todos los gustos, incluso los más tiquismiquis. Myanmar es un destino costero que no te puedes perder.

El Golfo de Bengala

Sería una pena no amenizar una estancia en Myanmar con una pequeña sesión de playa y holgazanería en el golfo de Bengala. Allí te esperan distintas alternativas, según tus expectativas, tus preferencias, ¡y tu presupuesto!

La playa más famosa del país es, clarísimamente, la de Ngapali, ¡y no sin razón! Arena blanca, aguas turquesas y cocoteros para un escenario paradisiaco e idílico donde se mezclan delicadamente exotismo y comodidad. Ngapali es turística, pero no es nada desmesurado. Cuenta entre los destinos de lujo que están más al alza. Se está valorizando mucho. La maravillosa Kantaya está cerca y no ha perdido ni una pizca de su encanto original. Y es que el acceso es más difícil. Aunque, aparte de vaguear en la orilla, no hay gran cosa que hacer allí.

Otra playa destacada y más tranquila que la de Ngapali es la de Ngwe Saung. En el orden del día: chapuzón, buceo y relajación a la orilla de una playa de arena fina.

Y, para los que busquen una playa más animada, con mucha vida local, sin importar el color de la arena o del agua, ¡Chaungtha es su playa! Puedes saborear pinchos de pescado y marisco a la barbacoa con los pies en la arena. Las noches vibran al ritmo del karaoke en la misma playa. Es una inmersión en toda regla en lo que son las vacaciones de los birmanos.

Playa de Chaungtha

El mar de Andamán

El famoso mar de Andamán baña una parte de las costas del país. Por desgracia, el acceso está prohibido, menos para Kawthaung, donde solo hay un resort de lujo. Es una zona virgen, sin construcciones. El paisaje es verdaderamente mágico, inalterado y excepcional. Lo mismo se aplica a las islas Mergui, un archipiélago paradisiaco y deshabitado. La principal forma de acceder es haciendo un crucero. Durante una estancia en Myanmar no puede faltar una sesión de buceo entre peces multicolores.

Myanmar es, sin lugar a dudas, un destino de playa de primera categoría.

Caroline Guibert
26 contribuciones
Actualizado el 22 marzo 2016