Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Qué precios esperar durante una estancia en Eslovenia

Eslovenia utiliza el euro desde el 1 de enero de 2007. Los precios han aumentado bastante con la moneda única. Los reintegros en el cajero y los pagos con tarjeta de crédito desde una cuenta en euros son gratuitos.

A pesar de la sensación extendida de que viajar en Europa central y oriental es muy barato, Eslovenia es una excepción, con precios cada vez más cerca del nivel de Europa occidental. La restauración, el transporte y los productos de diario siguen teniendo un nivel de precios inferior al que estamos acostumbrados en nuestro país, pero la diferencia no es tan abismal como muchos imaginan.

Una buena oferta de pensiones y hoteles

La oferta hotelera es bastante buena en Eslovenia, con precios que varían notablemente entre la temporada alta y baja, así como entre la capital, Ljubljana y el resto del país, o en las montañas durante la temporada de esquí.

También encontrarás muchos alojamientos en casas particulares, una opción muy conveniente, con habitaciones de entre 30 y 50 € por noche. Algunas de estas casas-pensión ofrecen hasta la posibilidad de desayuno.

La estructura hotelera está bien desarrollada en todo el país (sobre todo en Liubliana, en la costa y en la montaña). Las tarifas son parecidas a las de España: 50 € por noche en un hotel de 2 estrellas y alrededor de 250 € por noche para un 5 estrellas.

Restauración: oferta amplia y asequible

Los restaurantes en Eslovaquia tienen una oferta bastante variada en todas las regiones del país, más influenciada por la cocina austriaca contemporánea en el interior del país y por la cocina mediterránea en la costa. Igual que en los hoteles, los precios en la restauración pueden variar mucho entre la temporada turística y la temporada baja, excepto en Ljubljana. Podrás comer un menú completo por 15 € con bebida incluida en la capital, en la costa o durante la temporada de esquí en las montañas, y por 8 o 10 € en el resto del país.

Los restaurantes de cocina internacional (pizzerías y kebabs aparte) tienen los mismos precios que en España.

La bebida, eso sí, es bastante más barata. Una pinta de cerveza local por lo general vale unos 2 €. Una Coca-Cola o una botella de agua cuestan alrededor de 1,50 €.

Vida cotidiana

Los artículos de uso diario son, de promedio, un 20% más baratos que en Francia. Por ejemplo, un paquete de cigarrillos cuesta unos 4 €, un litro de gasolina es un 5% más barato que el litro en España, y una entrada de cine sale por unos 7 €.

Una visita a un museo o a un castillo te costará entre 5 y 10 €.

Los transportes también son más baratos que en España. El tren no está muy desarrollado debido a las muchas montañas que hay, pero la red de autobuses es buena y no es cara. Los taxis cuestan la mitad de lo que costarían en España.

Timothée D.
697 contribuciones
Actualizado el 6 noviembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje