Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las 6 razones para ir a Cabo Verde

Las razones para ir a Cabo Verde son muchas y variadas: descubrir el relieve, la fauna y la flora, así como conocer a sus habitantes y su cultura. En cualquier caso, Cabo Verde no se puede recorrer enteramente con facilidad, tal y como sucede en cualquier otro archipiélago, pero tomar el avión o el barco supone una delicia añadida al viaje. Mi recomendación es no visitarlo todo, sino limitarse a dos o tres islas y realizar diversas actividades en ellas. Opciones: playa, excursión, visitas, deportes náuticos, música...

Tumbarse en una playa de arena oscura o clara

Tanto si te gustan los deportes náuticos (surf, tabla a vela, buceo) como si lo tuyo es descansar tumbado sobre la arena, en tu estancia en Cabo Verde podrás alcanzar el éxtasis: sus playas son magníficas y variadas. ¿Te gusta la arena clara? Entonces visita Boa Vista, la isla de las dunas... ¡y las hermosas playas de Santa Monica o Chave! ¿Prefieres sorprenderte sobre playas de arena oscura? ¡Entonces ve a Fogo! ¿Quieres descubrir un paisaje precioso? Te recomiendo Baixa da Rocha, en la isla São Nicolau

Saltando de una isla a otra

Este es uno de los obstáculos que plantea la exploración del archipiélago, ¡pero también uno de sus principales encantos! En Cabo Verde resulta complicado verlo todo en un solo viaje... salvo si la estancia dura más de un mes. Aunque hay medios de transporte aéreos y marítimos, su empleo requiere un poco de tiempo. No obstante, ¡resulta toda una delicia pasar de una isla a otra en avión! También existe la posibilidad más tranquila de tomar uno de los barcos que conectan las distintas islas... No tengas demasiada prisa: ¡seguro que volverás por aquí!

Visitar los bonitos pueblos

Alejado de las principales ciudades y playas, Cabo Verde sigue conservando su carácter tradicional: recorriendo las diversas islas podremos descubrir bonitos pueblos llenos de encanto donde siempre apetece hacer una pausa. Para descubrirlos, lo ideal es disponer de vehículo propio, pero también existe la posibilidad de coger un aluguer, un taxi o bien alquilar una moto (mi recomendación). Algunos lugares interesantes: Sinagoga de Santo Antão, Carriçal de São Nicolau, Salamansa en São Vicente, Fajã da Agua en Brava, Curral Grande de Fogo...

Vibrar bajo la sonoridad de una música mestiza

Cabo Verde alberga una población acogedora y cálida, dotada de una cultura insular única. Cesária Évora es actualmente la figura más célebre en el aspecto musical. Pero no es la única celebridad: descubrirás aquí muchas otras voces y aprenderás a distinguir entre la morna, la coladeira, el zouk y el kuduro... Para ello debes aprovechar tus noches en la ciudad y visitar los lugares más animados: las calles, los restaurantes, los bares...

Escalar las laderas de la "Montaña del Fuego"

Las posibilidades de excursión no faltan aquí, destacando en especial los caminos al borde del agua. Si vienes en avión durante un día de tiempo claro, comprobarás el origen volcánico de este archipiélago. En la isla de Fogo, puedes hacer una excursión por las laderas del Pico de Fogo en compañía de un guía. No obstante, ya que el volcán ha vuelto a entrar en actividad en 2014, no se puede acceder hasta el cráter.

Descubrir la isla de Sal y sus salinas

Poco poblada pero muy apreciada por los turistas, la isla de Sal está colmada de encantos. Su falta de relieve y su aridez pueden llenar de desconcierto. Sin embargo, las playas también son magníficas aquí; se encuentran bañadas de agua color turquesa, en especial si te mantienes alejado de los complejos hoteleros. Seguramente tengas la oportunidad de observar el baile de tortugas y cangrejos en este lugar... Y también podrás visitar la sorprendente salina de Pedra de Lume, ¡localizada en el interior de un cráter!
Marie TSOUNGUI
133 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018