Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Lituania

Tras las huellas de la historia de Lituania

Independiente definitivamente desde 1990, Lituania padeció la influencia del imperio ruso durante unos veinte años hasta 1938, y después de la Unión Soviética durante cerca de cincuenta años. He aquí un pequeño vistazo a su historia.

Las huellas de la opresión

Aunque Lituania no es el país Báltico que ha conservado más huellas del periodo soviético, algunos lugares que recuerdan su lazo histórico con su vecino ruso marcan tanto que dejan una impresión duradera en el espíritu del viajero. Por lo que durante tu paso por Lituania, podrás detenerte en estos lugares para tener un vistazo de un combate entre resistencia y opresión.

Puedes comenzar tu recorrido tras las huellas soviéticas en el extremo sur del país, en la ciudad de Druskininkai, a 130 kilómetros de Vilna. Además de aterrizar en una bella ciudad famosa por su estación balnearia y donde desemboca el río Niemen en un pequeño lago llamado Druskonis, sobre todo tendrás la posibilidad de visitar el Parque Grutas, un museo al aire libre donde se hallan múltiples objetos y estatuas que recuerdan a la era soviética.

En el seno del parque nacional de Dzujika, se puede ver un pequeño centenar de estatuas de personajes implicados en la ocupación de Lituana, sobre todo las de Lenin y Stalin. Entre decorado de época y canciones rusas, descubrirás una reconstrucción digna de ese nombre. Aunque el parque ha sido el centro de varias controversias, su fundador Viliumas Malinauskas recibió el Premio Nobel de la Paz en 2001; un importante símbolo pues, aunque los lituanos han conocido momentos difíciles, no han dejado de luchar para recuperar su libertad.

La resistencia de los lituanos

La Colina de las Cruces, imprescindible, es un ejemplo impresionante que te dejará con la boca abierta. Situada al oeste de Lituania, cerca de la ciudad de Siauliai, da testimonio de la fe de los habitantes del país que iban a hasta allí para rezar y reflexionar.

Pero será sobre todo en la capital donde tendrás un testimonio desgarrador que te revelará la lucha cotidiana de los lituanos, si vas al Museo de las Víctimas del Genocidio en el antiguo edificio de la KGB. Además de la visita a la prisión, comprenderás como en Lituania se han constituido poco a poco redes subterráneas gracias a campesinos aislados de la ciudad o intelectuales que distribuían información a la resistencia de su alrededor. Abundan los objetos de la vida cotidiana de los resistentes que muestran su apego al país, y lo que estaban dispuestos a hacer para defenderlo, como lo atestiguan las pocas palabras escritas por el lituano Balys Vaičėnas traducidas al inglés en el museo: "Tengo un tesoro que ningún enemigo será nunca capaz de quitarme: mi fe en el Creador de este mundo, y el amor por mi país y mis ancestros".

Objetos personales en el Museo de las Víctimas del Genocidio

Ségolène Renoud-Lyat
20 contribuciones
Actualizado el 12 mayo 2016

Ideas de viaje

Combinado
  • Clásico
Lituania, Tierra del Ambar
Aprox. 7 días Desde 1.100 €
unirse a un grupo
  • Clásico
Países Bálticos y Capitales Rusas en grupo
Aprox. 15 días Desde 2.980 €
Combinado
  • Clásico
De Vilnius a Helskinki: Descubriendo las capitales nórdicas
Aprox. 8 días Desde 1.470 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje