Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Estancia en un pueblo de las Maldivas

Fin a los complejos de lujo, hagan lugar a las pequeñas pensiones familiares, enclavadas en estas pequeñas aldeas de las islas. Una nueva forma de descubrir las Maldivas, más auténtica, al encuentro de la población, y muy a menudo alejados de las rutas convencionales.

Sumergirse en la cultura local

Pasea por los mercados, observa a los pescadores por la mañana, comparte un momento con los habitantes, prueba la gastronomía local, algunos puntos de vista complicados cuando uno viene a las Maldivas. Conoce la cultura de las Maldivas descubriendo el estilo peculiar de la vida insular en el que se entremezclan influencias de oriente y asiáticas. Prueba el curry maldivo, un plato de sabor único que no podrás encontrar en ninguna otra parte. Un país multicultural y cautivador con un pueblo muy acogedor que estará encantado de hacerte descubrir sus islas y sus tradiciones.

La oportunidad de visitar varias islas

Casi todos los pueblos de las Maldivas están conectados entre ellos por una red de transbordadores públicos que hacen los trayectos hacia Male. Cada día hay uno o dos van y vienen desde todas partes del país por unos precios ridículos, que varían de dos a ocho dólares según el destino. También tendrás la posibiliad de conocer las islas de los alrededores o de planificar un viaje recorriendo los pueblos maldivos, de Hanimaadhoo hasta Diffushi por ejemplo. Una experiencia que hace poco era simplemente imposible en este país.

A la escuela en un pueblo de las Maldivas


Muchas más posibilidades que en los grandes hoteles

La mayor parte de las casas de huéspedes de las Maldivas ofrecen una variedad de actividades similar a la de los grandes hoteles. Puedes disfrutar de la playa y la laguna en una jornada de snorkel, o bien puedes escoger salir al mar durante una excursión pesquera. En algunos pueblos encontrarás también escuelas de buceo y pequeños centros náuticos que te ofrecen alquiler de canoas o de hobie cat. También te aprovecharás de una ventaja nada desdeñable: el precio, mucho más asequible que en los complejos hoteleros, y además con un servicio que a menudo es comparable. Pero lo mejor de una estancia en un pueblo de las Maldivas es sin duda el tener contacto con la gente local y conocer su vida cotidiana. Tómate tiempo para deambular por la isla e impregnarte del ambiente especial que reina en ella. Además, a menudo se pueden realizar visitas guiadas para comprender mejor la historia y la cultura local. No dudes en venir a encontrarte con los pescadores por las mañanas, quien sabe, tal vez puedas embarcarte y pasar el día con ellos. Y si tienes ganas de pasar un día de descanso en la playa de una isla-hotel, no hay ningún problema, porque puedes organizar fácilmente los traslados de ida y vuelta hacia cualquiera de las islas de los alrededores.

Paul Engel
68 contribuciones
Actualizado el 12 noviembre 2015
Experiencia añadida !
Puedes añadir otras experiencias a tu proyecto de viaje antes de enviarselo a la agencia local
Ver mi proyecto de viaje