Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Koh Tonsai

Informaciones prácticas sobre Koh Tonsai

  • Familia
  • Relajación
  • Romántico
  • Playa / Estación Balnearia
  • Isla
  • Lejos de los caminos trillados
3 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 30 minutos en barco de Kep
Cuándo viajar
De noviembre a marzo
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Koh Tonsai

David Debrincat Gran viajero
684 opiniones en total

A 30 min en barco de Kep, una visita a Koh Tonsay es la oportunidad de pasar un hermoso día en una playa de arena blanca bordeada de cocoteros.

Aconsejo:
Al bajar del barquito, los turistas se instalarán directamente en la playa. No es que vayas a estar pegado a la gente, pero si caminas un poco, te encontrarás totalmente solo.
Mi opinión

Una playa de arena blanca bordeada de cocoteros, hamacas, un chiringuito para refrescarse, a lo lejos se observa a los pescadores que vuelven de su jornada en el mar. La postal está completa. No es la primera imagen que viene a la mente en un viaje a Camboya.

En realidad, visitar este país consiste en ir a Angkor, pero una parada en Koh Tonsai puede ser un complemento ideal en tu viaje. Las personas con tendencia al mareo evitarán el paseo cuando las condiciones meteorológicas no sean muy favorables. La mayoría de las embarcaciones son como cáscaras de nuez.

En resumen, te recomiendo hacer un excursión para disfrutar de un día de tranquilidad.

Lorette Vinet Gran viajero
71 opiniones en total

Koh Tonsay constituye una etapa casi obligatoria en medio de un viaje por Camboya. Uno no puede perderse la visita a Kep y su mercado de cangrejos, además de la "Isla del Conejo" (traducción literal de Koh Tonsay).

Aconsejo:
Pasa al menos una noche aquí. Esta experiencia te permitirá meterte en la piel de Robinson Crusoe, de vivir solo en una isla, sobre este pequeño trozo de tierra a poca distancia de la costa camboyana.
Mi opinión

Muchos camboyanos bajan de Nom Pen para pasar el fin de semana en el mar del golfo de Siam en Kep. Yo también lo he hecho, pero además cruzamos el brazo de mar que nos separaba de la Isla del Conejo (Koh Tonsay). Y allí pudimos disfrutar del entorno con tranquilidad. Baños de agua caliente, masajes, largas discusiones, vuelta por la la isla anulada (visto que era imposible hacerlo a pesar de lo que oímos sobre el tema), comida frente al atardecer, noche en bungalow bajo la mosquitera. 

Lo cierto es que en la Isla del Conejo no se puede hacer gran cosa. 

Hay que ducharse con un cubo, ya que no hay agua corriente. Para beber se puede comprar agua embotellada o cerveza, que tiene unos precios algo más altos que en el continente. Hay que prever 10 dólares para un viaje de ida y vuelta en barca, esto es, una travesía de aproximadamente media hora. Cuidado con las insolaciones. 

Resulta agradable quedarse a dormir allí: el precio es un poco más alto en los bungalows, pero todo se puede negociar, sabiendo que se suceden casas de huéspedes una detrás de otra. No hay nada como pasar la noche en una isla, casi a solas, en el momento en que se retiran todos los turistas que únicamente han venido para tostarse al sol durante el día. Las luces funcionan con generadores eléctricos que se apagan a las diez de la noche. En la Isla del Conejo hay que acostarse pronto.