Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

"El fresco pueblo de Sen Monorom en su elevada llanura..."

Como Sen Monorom posee dos lagos en su centro, la localidad es conocida como la “Suiza de Camboya”, aunque hay que echarle mucha imaginación para encontrar tal similitud...

Un pueblo de montaña

Sen Monorom está ubicado a 900 metros de altitud, lo que lo convierte en un lugar de excepción en este país. Otra particularidad es su tierra roja, que seguro que hará que te sientas bien, ya que el color ocre es un símbolo de buena salud. Para llegar hasta esta localidad tendrás que echarle ganas. En la estación lluviosa, la camioneta es el medio de transporte más apropiado, mientras que en la estación seca, cuando las carreteras vuelven a estar practicables, podrás llegar a Sen Monorom en mini bus.

La ciudad es pequeña y está dominada por varias colinas. Nada más llegar, lo primero que se observa es una antigua pista de aterrizaje, de tierra roja también, en la que los niños vuelan sus rudimentarias cometas, hechas de bolsas de plástico. El viento es una constante en Sen Monorom, por lo que refresca algo más que en el resto de lugares que visitarás en tu viaje a Camboya.

Niños del poblado

Visita a los poblados pnong

Puede ser una buena ocasión para dar un paseo a lomos de un elefante y visitar los poblados de Phulung o Putang. También puedes realizar una ruta de senderismo más prolongada y pasar una noche en la casa de algún habitante de un poblado pnong. Los lugareños son muy hospitalarios, se dedican principalmente a la ganadería y a la agricultura. Cultivan arroz, fruta, café, anacardos... Cuando atravieses estos poblados, podrás admirar sus casas tradicionales. En prácticamente todas ellas observarás grandes jarras y los tradicionales gongs. Los pnongs son animistas y muy respetuosos con la naturaleza. Difícilmente tendrás una ocasión mejor durante tu viaje a Camboya de estar tan cerca de la cultura tribal y vivir junto a sus miembros algunos días, es una experiencia única gracias a la cual te invadirá un fuerte sentimiento de humildad.

Las cascadas de alrededor de la ciudad

No hace falta hacer uso de ningún medio de transporte para acceder a la cascada más próxima al centro, que está justo a una hora de caminata. Se trata de un lugar muy apreciado por los camboyanos, que se dan cita en él para pasar los fines de semana en familia y hacer picnics. Hace la función de piscina pública para los habitantes locales. No tiene pérdida, basta con que preguntes por “teuk thlea” (la cascada). Podrás bañarte en ella, la naturaleza en este lugar es muy rica, la vegetación es tropical.

Algo más alejada, la cascada de Bou Sra está ubicada a 32 kilómetros de Sen Monorom. Por lo que será mejor que optes por un medio de transporte motorizado. Es espectacular: se trata de una doble cascada conformada por una cascada superior, de alrededor de 10 metros, y una inferior, de más de 20 metros. Te podrás bañar en ellas. En función de la estación en que las visites, la experiencia será más o menos impresionante. A la cascada inferior llegarás en unos veinte minutos a pie. Como ocurre en cualquier parte de Camboya, en la misma orilla de la cascada encontrarás dónde comer y dónde comprar algunos recuerdos.

Hay otras dos cascadas que merecen una visita, las cascadas de Romanear, a 18 kilómetros al sur de Sen Monorom, y las de Dak Dam, a 25 kilómetros al este. Harías bien en contratar los servicios de un guía, ya que son difíciles de encontrar y te darán la posibilidad de pasar una buena jornada visitando las cascadas de los alrededores.

Lorette Vinet
71 contribuciones
Actualizado el 6 octubre 2015