Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

La isla de la seda: un oasis de paz en pleno corazón de Nom Pen

La isla de la seda es de visita obligada en cualquier viaje a Camboya y a la ciudad de Nom Pen. Situada a 12 kilómetros de la capital, se puede llegar a ella en barco para descubrir un modo de vida muy diferente al de las ciudades.

La isla de la seda (Koh Dach), una escapada muy original y repleta de actividades 

Pasar un día en la isla de la seda supone una ocasión perfecta para dar bonitos paseos. Podrás, por ejemplo, alquilar una bicicleta, hay numerosos caminos adaptados para que te puedas desplazar con facilidad. También podrás alquilar una moto: ¡se trata de un lugar ideal para vivir una experiencia fuera de los circuitos turísticos habituales!

Al norte de la isla, hay una playa en la que uno puede comer o tomar una copa relajadamente mientras se disfruta de un magnífico paisaje. Se trata de un lugar lleno de encanto y por ello es muy frecuentado por los locales. 

Otra actividad que puedes hacer es un crucero por el Mekong, que discurre por la isla de la seda rodeándola: de este modo podrás admirar las casas típicas y navegar por el Mekong, que es siempre una experiencia muy agradable. 

Un lugar único y tradicional

También podrás pasar varios días en la isla, en uno de sus agradables albergues.

Entre las actividades que no puedes perderte se encuentra la visita a los diferentes talleres, en los que conocerás las técnicas de costura tradicionales, principalmente de seda. Yo me traje a casa unas telas preciosas que compré allí. También hay talleres de cerámica, de carpintería... 

Telares tradicionales

Además, podrás pasar varios días con los habitantes locales, que son muy hospitalarios, te mostrarán sus técnicas de pesca y pasarán un buen rato junto a ti.

Pasar un día en Koh Dach es como hacer un viaje en el tiempo y visitar la Camboya más tradicional. 

Bettina Zourli
102 contribuciones
Actualizado el 7 octubre 2015