Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

La caza con águila en el oeste: una tradición ancestral

En Altai, en Mongolia, se encuentra la población más grande de cazadores con águila. Un pequeño detalle sobre esta fascinante prácitca.

El festival del Águila

Hay dos celebraciones del Águila en Mongolia. Una alrededor del 15 de septiembre, cerca de la ciudad de Sasgai. La otra es en Ölgii, el primer domingo y el primer lunes del mes de octubre.

Se dice que estos festivales han existido desde hace más de 2000 años. Originalmente se hacían en honor a las águilas cazadoras, que ayudaban a los mongoles (los kazajos exactamente) a conseguir comida durante el invierno. De esta manera garantizaban la protección de los espíritus que guiaban a sus águilas hacia las presas.

En la actualidad se ha convertido en un deporte nacional. Hay una media de 500 participantes, que son evaluados según distintos criterios, y pasan frente a un jurado. Los elementos examinados son, en resumen: la velocidad de despegue del animal, la capacidad para localizar la presa, la forma en como el águila cae en picado para atraparla, la coordinación maestro-águila... así como otras cosas más.

Mongolia - Festival de Sagsaï @ flickr cc Ceyhun Kavakci

Información sobre la tradición

Para convertirse en un cetrero, los jóvenes kazajos deben tener al menos 13 años. A esa edad, los padres consideran que sus frágiles brazos pueden soportar el peso de un águila adulta. Es el padre quien se encarga de enseñar el arte de la caza con águila. 

Las águilas (burkhit en mongol), son capturadas jóvenes, para que aprendan a comunicarse con su nuevo maestro. De esta manera, un joven cazador comienza con un águila joven, y ambos van creciendo juntos. Sin embargo, es habitual que tras 8 años de trabajo conjunto, el cetrero deje en libertad a su águila. Se dirigen a la cima de una montaña, le ofrece una oveja (degollada) y la deja partir. Con esta ofrenda y la partida, los kazajos se aseguran de que el águila tenga una vida larga, se reproduzca y que su descendencia vuelva algún día entre los cazadores. 

Mongolia - Águila cazadora @ flickr cc François Philipp

Una tradición ancestral que ha sobrevivido

La caza con águila es una de las tradiciones más antiguas de Mongolia. Sin embargo, hay que recordar que si sigue existiendo hoy en día como lo hacía hace miles de años es gracias al turismo. 

Los cazadores de la actualidad no cazan durante todo el año. En su mayoría se han convertido en pastores nómadas. Su formación como cetreros les concede un estatus especial dentro de su grupo. La tradición se perpetúa a través de ellos. 

Voy a tratar de explicar por qué no siguen cazando. En primer lugar, porque mantener un rebaño de ovejas es mucho más sencillo. Además, si bien la civilización está lejos de los kazajos de Altai, los mercados se encuentran cerca, y es fácil acercarse para comprar las cosas que necesiten. Aparte, una presa de caza, como un zorro o una marmota por ejemplo, no les aporta mucho dinero en los mercados. Unos cuantos euros, no más de diez. Sin embargo, hacer una demostración de caza para un grupo de turistas, eso sí que es rentable. Los cazadores han entendido rápidamente la importancia de conservar esta tradición, aunque ya no les sirva de utilidad en su día a día. Los turistas están encantados al ver un espectáculo como ese, y están dispuestos a pagar para verlo. 

Así que podríamos decir que el turismo ha salvado más o menos la caza con águila en Altai.

Marion Darde
22 contribuciones
Actualizado el 19 abril 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje