Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Viñales y sus fabulosos paisajes

Lejos del alboroto de las grandes ciudades y de los centros balnearios de moda, Viñales recibe a todos aquellos que buscan tranquilidad en medio de un viaje por Cuba. Un paraíso para los amantes de las excursiones campestres.

¿Por qué ir?

Si en medio de tu viaje por Cuba decides salir en busca de naturaleza y abandonar los lugares demasiado turísticos como la capital La Habana o el centro costero de Varadero, no pierdas un segundo y monta en un autocar que te lleve hasta Viñales, ese encantador pueblecito perdido en medio de la campiña cubana.

Al llegar a la estación de autocares de Viñales, deberás alejarte lo más posible del pequeño centro del pueblo y buscar un lugar donde dormir, en casa de un local. Si tomas la dirección de los campos, te encontrarás en el mejor sitio para poder admirar el amanecer y la puesta de sol sobre los montículos que aquí se denominan mogotes, y que se alzan en medio de la verde campiña. Se trata de un espectáculo mágico, simplemente hechizante.

Campiña de Viñales

Viñales y sus encantadores paisajes

Alrededor de ti se extienden huertos, naranjos, flamboyanes y plantaciones de tabaco. Una vez que dejes las maletas, te costará mucho resistirte a los encantos que plantea un paseo en medio de esta magnífica campiña. Además, ¿para qué resistirse? Es precisamente por esta razón por la que has venido hasta Viñales.

Esta es una etapa donde conviene detenerse el mayor tiempo posible con el fin de poder descubrir tranquilamente y por entero el valle inscrito en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Cada excursión se convierte en un pretexto para descubrir deliciosos paisajes y bellísimas grutas, como por ejemplo la Cueva del Indio o la sublime Cueva de Santo Tomás.

¿Cómo se llega?

Desde la Habana salen dos autocares cada día para ir a Viñales. Si pierdes el que sale por la mañana, aún tienes el de la tarde. Has de calcular entre 3 y 4 horas de ruta. El trayecto es más largo y los vehículos menos frecuentes desde las ciudades más alejadas, como por ejemplo Cienfuegos y Trinidad. Solo hay 3 autocares que hagan este camino todas las semanas, y el trayecto dura 7 y 8 horas, respectivamente. También hay autocares que salen desde la pequeña ciudad de María la Gorda. El autocar conecta ambas ciudades en aproximadamente 3 horas, todos los días.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 18 marzo 2016