Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Los 5 mejores destinos para viajar en familia este verano

Por Caroline Krauze, Voyagefamily.com, el

Como siempre sienta bien pensar en el calor del verano, y también porque conviene reservar con tiempo, le hemos pedido a Caroline Krauze, fundadora de Voyage Family -blog en francés sobre viajes en familia-, que nos presente los flechazos que ha tenido como madre viajera durante sus vacaciones de verano.

¿Dónde viajar este verano en familia?¿Dónde viajar este verano en familia?¿Dónde viajar este verano en familia?¿Dónde viajar este verano en familia?

Aquí está la lista de sus mejores viajes (comprobados y aprobados con sus hijos):

  1. Sri Lanka: descubre Asia en un mismo destino
  2. Yucatán, México: más bonito que en vuestros mejores sueños
  3. Croacia: una pequeña joya bastante cercana
  4. Cuba: una experiencia vital para compartir con tus hijos
  5. Quebec, en Canadá: la naturaleza en tamaño XXL

1. Sri Lanka: descubre Asia en un mismo destino

Sri Lanka se me ha quedado grabado en la memoria porque es el primer gran viaje que hice con mis hijos. En ese momento tenían 3 y 5 años y buscábamos un país fácil y seguro, con actividades lúdicas tanto para pequeños como para mayores, un país que les transmitiese el deseo de aventuras y de descubrir Asia. ¡Bingo!

Safari en familia en Sri LankaSafari en familia en Sri LankaSafari en familia en Sri LankaSafari en familia en Sri Lanka
Visitando templos en Sri Lanka en familiaVisitando templos en Sri Lanka en familiaVisitando templos en Sri Lanka en familiaVisitando templos en Sri Lanka en familia

Hay muchísimas cosas que hacer… pero entre lo que no hay que perderse, nosotros conservamos un recuerdo especial de las plantaciones de té que se observan a través de las ventanillas del tren y que serpentean entre las colinas en dirección de Nuwara Eliya. Sin olvidar nuestro primer safari en familia en Uda Walawe, donde vimos elefantes, aves y búfalos, y todo esto en un jeep, ¡como verdaderos aventureros!

2. Yucatán, México: más bonito que en vuestros mejores sueños

Cuando uno piensa en el Yucatán, se imagina que es un habitante de la antiguas Ciudades del Oro y que está sobre las pirámides mayas con sus hijos. También se imagina descansando en una playa de arena fina del Caribe, nadando con tortugas y tiburones ballena en un mar turquesa.

Templos mayas en MéxicoTemplos mayas en MéxicoTemplos mayas en MéxicoTemplos mayas en México
En familia por las calles de MéxicoEn familia por las calles de MéxicoEn familia por las calles de MéxicoEn familia por las calles de México
Subiendo pirámides mayasSubiendo pirámides mayasSubiendo pirámides mayasSubiendo pirámides mayas

Una vez allí, ¡nos dimos cuenta de que la realidad superaba nuestros mejores sueños! Sí, los yacimientos arqueológicos nos dejaron con la boca abierta: Chichén Itzá, Cobá o Tulum; y sí, las playas son igual de bonitas que en las fotos de las revistas. Y eso sin mencionar los baños en los cenotes (pozas de agua naturales que suelen encontrarse en medio de la jungla), la bondad de los mexicanos y su amor por los niños, las adorables ciudades de Izamal, Campeche o Valladolid con su arquitectura típica y colorida

México ha sido uno de mis viajes favoritos que he hecho en familia. No digo más.

3. Croacia: una pequeña joya bastante cercana

Antes de coger el avión hacia Croacia en familia, debo decir que tenía mis dudas, ya que últimamente está muy de moda. Sin embargo, descubrimos un país totalmente auténtico: pueblos con un gran encanto de otra época, un mar cálido y cristalino y gente que disfruta tranquilamente de la vida junto a un plato de Cevapcici (bolas de carne a la parrilla) mirando al mar.

Croacia es para regalarse unas vacaciones como un paréntesis de calma y felicidad, para disfrutar en familia, sin prisas. ¡Así que eso hicimos!

Una cala en CroaciaUna cala en CroaciaUna cala en CroaciaUna cala en Croacia

Hay pocas playas de arena, todo hay que decirlo. Sin embargo, muchas de las playas tienen muelles. A los niños les encanta y se pasan el día tirándose al agua desde estas (pequeñas) alturas. Más allá del ambiente, Croacia está llena de lugares sublimes y mágicos. Pienso en el Parque de Plitvice con sus 92 cascadas de colores que oscilan entre el azul y el verde, sus ciudades peatonales cargadas de historia como Dubrovnik, pero también las islas muy perfectamente conservadas de Mjlet, Korcula y Brac a las que hay que llegar en barco.

4. Cuba: una experiencia vital para compartir con tus hijos

Otro destino mítico, que despierta y estimula nuestra imaginación. Allí también uno encuentra todo lo que ha venido buscando: los coches americanos antiguos en las carreteras que serpentean en medio de los bananeros, el ambiente festivo y musical que acompaña al viajero desde la mañana hasta la tarde, las huellas todavía visibles de uno de los últimos bastiones comunistas, las tierras de tabaco que pueden recorrerse a pie o a caballo y las miles de playas paradisíacas.

En las playas de Cuba con hijosEn las playas de Cuba con hijosEn las playas de Cuba con hijosEn las playas de Cuba con hijos

Llevar a tus hijos a Cuba, es darles la oportunidad de compartir todo esto con ellos, pero también de hacer una inmersión en una cultura fuerte, una historia conmovedora y una realidad política que es a la vez difícil y apasionante.

¡Un viaje único y lleno de sensaciones fuertes!

5. Quebec, en Canadá: la naturaleza en tamaño XXL

Si sois fans de la naturaleza y queréis sentir el aire fresco, si queréis toparos con caribús, castores, ballenas e incluso osos negros… ¡Poneos el gorro e id a Quebec! Os esperan una fauna y una flora increíbles, actividades outdoor de ensueño y todo al alcance de los niños. Uno llega a ponerse en la piel de Davy Crockett y a lanzarse a la aventura.

Niño navegando un lago en CanadáNiño navegando un lago en CanadáNiño navegando un lago en CanadáNiño navegando un lago en Canadá

Mi consejo: empezad disfrutando de los parques de Montreal en familia e imaginaos viviendo allí. Después dirigíos hacia el Parque Natural de Mauricie y el lago St Jean y dormid en auténticas cabañas al borde del lago en pleno bosque. Podréis hacer kayak en el fiordo Saguenay y subir a una pequeña embarcación para acercaros al máximo a las ballenas del río Saint Laurent.

Todos los viajes a estos destinos los he comprobado y aprobado con mis hijos. Por lo tanto, os los recomiendo vivamente, tanto a los padres viajeros novatos como a los veteranos.

¿Tenéis alguna pregunta o queréis obtener un presupuesto? Los agente locales de Evaneos especialistas en familia están a vuestra entera disposición. ¡No dudéis en preguntarles!

 

Más inspiración