Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Cuando viajar a Irlanda

El mejor periodo para visitar Irlanda son los meses comprendidos entre mayo y septiembre, cuando las temperaturas son más altas y no llueve (al menos, no demasiado). En invierno los días son demasiado cortos como para aprovechar al máximo el viaje. Eso sí, debo advertirte que independientemente de la época del año en que visites Irlanda, lo más probable es que te caigan algunas gotas.

En pocas palabras

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
Irlanda presenta un clima extremadamente húmedo: puede llover durante varios días seguidos, por lo que el tiempo obliga a refugiarse en los pubs... Sin embargo, Irlanda también cuenta con días de buen tiempo, especialmente en mayo, junio, julio y agosto. Por lo tanto, este periodo es el mejor para visitar el bonito país de Irlanda, aunque el mes de septiembre también suele ser bastante agradable. El invierno irlandés es bastante suave, al igual que el verano: las temperaturas rara vez sobrepasan los 20 grados… El único riesgo de tu viaje es que puedas pasar una semana bajo la lluvia… ¡Sin embargo, pese a que no es posible prever las condiciones climatológicas irlandesas, el país merece realmente la pena!

Deporte y arte

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
Irlanda propone actividades para todos los gustos. Durante tu estancia en Irlanda podrás pescar en alta mar o hacer un curso de golf en el County Sligo Golf Club antes de afrontar el ascenso del Croagh Patrick, que ofrece una magníficas vistas. Y como en Irlanda suele llover, se pueden hacer también numerosas actividades de interior durante todo el año: descubre, por ejemplo, los cursos de cocina de Cork, que se encuentran entre los más apreciados del país. Y, por supuesto, podrás hacer un curso de música para iniciarte en el bodhrán o descubrir el mundo del folk irlandés en la Craiceann Inis Oírr International Bodhrán Summer School. Sin embargo, procura evitar los meses de invierno, durante los cuales los días son demasiado cortos y no podrás disfrutar plenamente de tu viaje.

Festivales

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
Los mejores periodos para vivir con intensidad Irlanda y descubrir su cultura son el verano y el inicio del otoño. En cuanto cesan las trombas de agua es cuando tienen lugar los mejores festivales del país. En junio es el turno del humor de la mano del Cat Laughs Comedy Festival de Kilkenny, donde se dan cita cómicos de todo mundo. En la misma ciudad, durante el mes de agosto, se pueden admirar numerosas obras artísticas en el Kilkenny Arts Festival. En el condado de Clare, en julio, destaca por la calidad de su música tradicional la Willie Clancy Summer School. Ese mismo mes, el Galway Arts Festival hará las delicias de los amantes del arte, el teatro, la música y el humor. También en Galway, pero en septiembre, tiene lugar el International Oyster Festival: Guinness, conciertos y… ¡ostras! Un auténtico placer.

La historia irlandesa

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
Descubre los vestigios de la historia irlandesa... Visita el National 1798 Rebellion Centre, que cuenta de manera detallada la rebelión irlandesa del mismo año. Descubre el Dunbrody Famine Ship, una réplica de un “barco del hambre” del siglo XIX, y escucha la historia de los habitantes de Irlanda del Norte en el Ulster Folk Museum. Pero debes estar atento, muchas atracciones irlandesas de este tipo cierran en invierno. Por tanto, la primavera, el otoño y el verano son las mejores estaciones del año para descubrir la historia del país.

Senderismo

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
El senderismo constituye uno de los mejores modos de explorar Irlanda. Descubre los magníficos caminos que rodean Glendalough, una antigua ciudad monástica, y recorre en Ardmore Cliffs el St Declan's Way, el viejo camino de los peregrinos. Tampoco debes perderte los increíbles paisajes del Killarney National Park, dignos de las mejores postales... Visita también la ciudad de Dublín, que cuenta con una arquitectura excepcional. El mejor periodo para hacer un viaje de este tipo son los meses de verano y septiembre, para evitar la lluvia. ¡De todos modos, no estarás totalmente a salvo de la lluvia sea cual sea la época del año de tu visita!

Ruinas irlandesas

ene
feb
mar
abr
may
jun
jul
ago
sep
oct
nov
dic
Los amantes de la arqueología quedarán encantados con su viaje por Irlanda. Como es lógico, harán una parada en Glendalough para admirar sus ruinas monásticas y no se perderán la ciudad de Clonmacnoise, uno de los conjuntos monásticos paleocristianos más prestigiosos de Europa. Las chozas o “clochans” de los monjes de Skellig Michael merecen también la pena, a pesar de que se trata de un lugar muy apartado. Los meses de verano y el inicio del otoño son las mejores épocas para hacer estas visitas al aire libre: ¡el tiempo es muy caprichoso en Irlanda! No te pierdas por nada del mundo la Roca de Cashel o el Brú na Bóinne, el mayor conjunto funerario megalítico de Europa.
Tiphaine Leblanc
120 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2018
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje