Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

¿Cuáles son los precios en la República Checa?

La República Checa es significativamente mas barata que España, pero también depende de lo que estés hablando. Praga, como todas las capitales europeas, ha experimentado un aumento de los precios proporcional a la afluencia de turistas occidentales. Actualmente en el centro de la ciudad, los hoteles y restaurantes tienen básicamente los mismos precios que España.

Sin embargo, solamente tendrás que alejarte unas cuantas calles o barrios, o viajar a cualquier otra parte de la República Checa para encontrar alojamientos y restaurantes mucho más asequibles.

La República Checa suele presentarse como un país con precios mucho más bajos que España. Es cierto, pero aún así hay que saber de qué se está hablando.

De hecho es difícil encontrar alojamientos económicos y de buena calidad. Restringidos durante el comunismo, a menudo han mantenido precios abusivos por una calidad al límite de lo aceptable No es difícil encontrarse en todas las ciudades checas los antiguos hoteles oficiales, unos sombríos bloques de hormigón. Sin embargo, cada vez más pensiones en casas de gente local ofrecen habitaciones de media pensión que baten la competencia en cuanto a precios y acogida (alrededor de 20€/noche). Por supuesto se han creado establecimientos nuevos y más lujosos con precios parecidos a los que se encuentran en España.

Hay para todos los bolsillos.

En cuanto a los restaurantes, los precios se mantienen más bajos que en España. Es verdad que la calidad de la cocina checa no es del gusto de todo el mundo, pero los precios son bastante razonables siempre que no se vaya almismo centro de Praga o en algunos de los lugares más turísticos.

Es especialmente significativo, ya que la situación culinaria se ha diversificado cada vez más en las grandes ciudades con la llegada de nuevos restaurantes gastronómicos, de influencia italiana, francesa o asiática, y con unos precios que son bastante razonables.

Las bebidas también son más baratas que en España, en especial la cerveza, que se vende por una miseria, y parece acompañar a cualquier salida. Los checos también saben cómo divertirse pues en la mayoría de restaurantes y cafés, una pinta de cerveza local cuesta más barata que una pequeña botella de agua.

Recuerda por último que los transportes y las actividades turísticas son habitualmente bastante económicas. Un trayecto en tren te costará como media 6-7 € por cada 100 km, si bien la velocidad está basante lejos del AVE. No es difícil viajar por la República Checa.

Algunos precios aproximados

Para alojarte, puedes dormir en un dormitorio por unos 10€, o encontrar una habitación doble en un hotel agradable por unos 30€.

Para comer, los platos comienzan por algo menos de 5€ en un restaurante tradicional checo. Por 10€ cada comida, podrás almorzar bastante bien, pero no cuentes con menos de 20€ para disfrutar de un lugar gastronómico. Una cerveza o un café te costará alrededor de 1 €.

Los transportes por la ciudad son baratos: un billete de autobús o metro cuesta unos 80 céntimos, mientras que un trayecto en taxi por la ciudad te costará unos cuantos euros. Ten cuidado con los taxis, es mejor ir con empresas fiables en lugar de subirse a cualquier vehículo que pare en la calle, frecuentemente se informan casos de timos a turistas.

En cuanto a actividades como el cine, alquiler de kayak, forfait de esquí, etc., calcula aproximadamente la mitad de los precios de España.

Timothée D.
697 contribuciones
Actualizado el 27 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje